"Realmente yo creo que ellos iban por mí y nos llevaron matado, sacrificado a dos inocentes porque realmente ellos eran jóvenes que no tenían nada que ver con la situación; al final tal vez iban por mí y a ellos me los sacrificaron", expresó en medio de la tristeza.

La identificación de los cuerpos podría durar entre uno o dos meses, le indicaron las autoridades.

Noticias Valle del Cauca.

La noticia que se conoció durante la mañana de este viernes 11 de noviembre y que indicaba el hallazgo de dos cuerpos sin vida en una fosa común en zona rural de Buenaventura generó un golpe bastante fuerte a la familia Palomino. Ello, porque de acuerdo al lugar en donde fueron encontrados se empezó a manifestar que serían Javier Mauricio y su sobrino Juan Fernando; ambos secuestrados cuando se encontraban en Sabaletas.

Ambos habían sido secuestrados junto a José Palomino (padre y abuelo) por la estructura armada del ELN el pasado 7 de junio del 2021.

Los restos humanos fueron encontrados en el sector conocido como Bocas del río Cajambre. Hasta donde llegaron las autoridades tras varios llamados que hizo la comunidad.

Después fueron trasladados por unidades de criminalística del CTI de la Fiscalía hasta la morgue del Hospital Luis Ablanque de la Plata, en donde se espera realizar proceso de identificación.

Noticia relacionada:

Investigan si cuerpos encontrados en una fosa común en Buenaventura, serían padre e hijo secuestrados en Sabaletas

«Irían por mi y me los sacrificaron a ellos»: José Palomino

La noticia del hallazgo de estos dos cuerpos sin vida al conocerse empezaron a darle la vuelta al país.

Pues el secuestro de los Javier, Juan y José Palomino, éste último liberado luego de 24 días, se dio en uno de los lugares turísticos más visitados de la zona y en donde la familia adelantaban un emprendimiento hotelero.

El señor José en entrevista con Telepacífico Noticias en medio del dolor, incertidumbre y tristeza por lo que ha sucedido contó detalles de cómo se dieron los hechos.

José Palomino.

«Estamos en este momento en shock y esperando la fe en Dios de que haya un milagro, pegado de dos uñas que no sean ellos», dijo inicialmente.

Contó que teniendo en cuenta el grado de descomposición en el que se encuentran los cadáveres encontrados no ha sido posible identificarlos.

Además manifestó que en el fondo cree que el grupo de secuestradores en el fondo tenían otro objetivo.

«Realmente yo creo que ellos iban por mí y nos llevaron matado, sacrificado a dos inocentes porque realmente ellos eran jóvenes que no tenían nada que ver con la situación; al final tal vez iban por mí y a ellos me los sacrificaron», expresó en medio de la tristeza.

Puede leer:

Don José contó que su hijo Javier Mauricio era administrador de empresas su nieto Juan Fernando estaba recién graduado de arquitectura.

El día del secuestro no estaban de paseo, explicó que su nieto estaba a la cabeza de un nuevo proyecto de emprendimiento (glamping) y su hijo en temas de la administración del lugar.

Para la familia Palomino la situación dolorosa en la que se encuentran no termina, pues la incertidumbre de saber si los restos encontrados pertenecen a sus seres queridos podría extenderse entre uno y dos meses para poderlos identificar.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here