Han tenido que sufrir el flagelo por más de tres años. La niña y su madre han sido abusadas; cuando fueron al Consulado «les sugirieron ir a una iglesia». Amigos al igual que familiares hacen peticiones para la intervención del Gobierno colombiano y la custodia de la menor.

Noticias Colombia.

Es una historia desgarradora, lo que ha vivido una familia colombiana con dos de sus integrantes en Alemania simplemente destroza el corazón.

Se trata de Laura Urrea, una madre colombiana que vivió incesantemente abusos desde el mes de Septiembre del año 2014 hasta Marzo de 2017.

«Lo conocimos en Santa Marta»

Fecha en la que luego de diferentes planes e intentos logró escapar con su pequeña hija ‘Ella’, de 4 años de edad; huían de quien fuera su esposo y también padre de la menor.

El hombre es un ciudadano alemán, quien las mantuvo sometidas a brutal violencia intrafamiliar y múltiples abusos sexuales.

Cuando llegó a Alemania

De acuerdo a lo que han contado en diversos medios de comunicación y publicado a través de redes sociales, Laura llegó a Alemania en el año 2014.

Iba con el deseo de firmar un contrato de trabajo, sin embargo, eso jamás sucedió.

El padre de su hijo ‘Ella’ «retuvo los documentos y el dinero de Laura a su llegada, empezó a maltratarla restringiendo totalmente sus salidas, su acceso al idioma y a la comunicación con otras personas que no fueran de su familia (todas las interacciones mediadas por él)».

La petición.

Publicó Liliana Díaz, amiga de Laura y que lanzó una petición dirigida para Cancillería de Colombia, Ministerio de relaciones exteriores Colombia a través de Change.

Cuenta que además, las dejaba sin alimentos durante semanas porque según el hombres, era un «castigo por no hacer lo que él quería. Todo esto sumado a agresiones verbales, físicas, psicológicas y sexuales».

Por los maltratos perdió un bebé, luego nació Ella

Cuenta su amiga en la petición publicada, que «Laura pierde un bebé a causa de los maltratos», pero a inicios del 2017 nació Ella.

Razón por la cual, «Lucía la madre de Laura, llega a ayudarla en este periodo y presencia los abusos a los que su hija y nieta son sometidas», denuncian.

«Tales como dejarlas sin alimento, negarse a llevar a Ella al médico, meter su lengua en la boca de la bebé, tocarle la vagina y ponerle el pene en la cara», describen el horror de la situación.

Por lo que decidieron intentar escapar en varias ocasiones del lugar, «finalmente Laura logra escapar en abril de 2017 y es recibida por una casa de mujeres».

En este momento Laura y su hija «se encuentran en situación de vulnerabilidad aunque el proceso ha sido llevado a la Corte Alemana».

Sin embargo, teniendo en cuenta lo manifestado por sus allegados, dicha Corte alemana «duda de las capacidades de Laura, y sugiere otorgarla patria potestad de la menor al progenitor (acusado de abuso)».

Lo que han denunciado como un proceso lleno de cosas «bastantes irregularidades».

Dentro de las cuales destacan:

  • «La limitación a presentar pruebas y testigos, invalidando a Laura por ser mujer, migrante y no dominar el idioma, además el denuncio por maltrato y abuso sexual que interpuso Laura fue cerrado sin mayor explicación o proceso».

Situación que se ha sumado al poco apoyo de instituciones de Colombia y también España, países que tienen conocimiento de la situación, pero «ninguna entidad oficial colombiana las ha ayudado a contactar otras entidades o a conseguir apoyo legal (hasta el momento de abrir esta petición)».

Por lo que han pedido a las autoridades actuar, «independientemente de la condición migratoria de Laura, le sea respetado su derecho a la defensa para poder intervenir, presentar pruebas, presentar testigos que puedan participar y testificar como su madre, Olga Lucia Urrea Gallego y su hermana Ana Maria Sanchez Urrea, quienes han sido testigos presenciales de los hechos denunciados en Alemania».

Así como permitir a «Laura tener representación judicial efectiva para velar por sus derechos y los de su hija, con el fin de recuperar su autonomía en la formación de su hija y en su vida, sin el miedo constante a sufrir abusos», manifiestan.

Un hilo más completo de la historia, publicado por una sus amigas en donde explica de manera detallada lo sucedido:

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here