La pesadilla se hizo realidad para la medallista olímpica. “Seguiré adelante con paciencia”, dijo la deportista.

Noticias Colombia.

Triste y notablemente afectada, así salió de la vivienda ubicada en el sector Florida I, en Ibagué, la boxeadora caucana Ingrit Valencia.

Una residencia que había logrado obtener con muchísimo esfuerzo y en la que convivía con su familia.

Manifestó que el presidente se había comprometido a ayudarle.

Su historia es sinónimo de tragedia y de «personas sin escrúpulos» que se aprovecharon de y estafaron alrededor de 150 millones de pesos, como ella misma ha denunciado.

Luego de hacer pública su situación, acompañamiento de abogados, otros deportistas, familiares y amigos; se inició un camino para evitar que Valencia perdiera la vivienda en la que residía hace casi un año con sus seres queridos.

“Seguiré adelante con paciencia”: Ingrit Valencia

Sin embargo, la orden de desalojo de un juez emitida para el pasado lunes 30 de agosto puso fin al sueño que la caucana tenía.

Y aunque para ese día no se hizo efectiva porque hubo una conciliación, a la deportista le fueron otorgados ocho días más para desocupar la residencia; hoy se cumplieron.

Ella adelantó el desalojo de la residencia durante este domingo 5 de septiembre, «iba triste notablemente afectada y cabizbaja», aseguraban quienes fueron hasta ayer sus vecinos.

Noticia relacionada:

Los nuevos dueños de la casa dieron algunos detalles del proceso, cómo la habían adquirido y lo que pensaban sobre lo que le sucedió a Ingrit.

Hay ‘vacas’ para ayudarla

Ante lo sucedido, Mariana Pajón se solidarizó con su colega y ya adelantan una colecta por medio de su Fundación Mariana Pajón, muy parecida a la realizada exitosamente para Yuberjen Martínez.

La campaña de recaudo de fondos ya inició, y se está realizando desde la plataforma My Podium.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Podium • Deporte (@podium.col)

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here