tiburones caza San Andrés
El actor Víctor Mallarino, buzo profesional de rescate, recordó que esa es su hábitat y que por tanto debe haber precaución a la hora de ingresar al agua, que las autoridades deben todas las medidas preventivas necesarias para evitar que los cazen y que ellos, terminen mordiendo a los humanos. 

No había señalización en la zona donde el turista se metió a nadar en San Andrés y nadie llamó a organismos de socorro para advertir de la ‘imprudencia’. Ahora temen haya caza de tiburones, aunque está prohibida y penada.

Noticias Caribe.

Tras ser mordido el turista italiano de 56 años de edad en su pierna, sufrió un shock hipovolémico y falleció, ingresó en malas condiciones generales, «en parada cardiorrespiratoria» y no pudieron reanimarlos, ahora en San Andrés, el otro problema es para la población de tiburones que advierten ambientalistas, «no son nuestros enemigos», ahora hay amenaza de caza.

El italiano Antonio Straccialini, fue la víctima.

Reportan que se trató de un Tiburón Tigre, que ya había sido visto en aguas pocas profundas, otro cerca a la playa que atacó a una raya.

En el caso del turista, ocurrió en un área de mar abierto de la zona costera.

La zona

Aunque no es frecuente que los tiburones lleguen hasta allí, es parte de su hábitat y ya los habían visto.

En el lugar no había ninguna señal de advertencia, pero ese punto «si está cerrado hace rato, ahí no deben bañarse».

Tras el accidente mortal, lo que se ha conocido es que «es un área de no bañistas, en el marco de la zonificación del AMP, es una zona de no take».

¿Dónde estaba la debida señalización?, no hay respuestas.

Según testimonios recogidos por Coralina, un habitante de esa zona «si le advirtió -verbalmente-» al extranjero, no meterse a nadar ahí porque cerca, habían visto tiburones. Por eso hay críticas a las autoridades.

No había señalización donde el turista se metió a nadar en zona costera de mar abierto.

¿Era suficiente?, no, debía haber señalización y por lo menos autoridades cerca que pudieran atender alguna emergencia de este tipo.

No la hubo.

A Coralina también se le ha criticado.

Despues de este hecho, si anunaciaron medidas como poner avisos, hacer avistamientos y monitoreo, «y poder alerta tempranamente» para la actividad turística, anunció la corporación.

Un intento de caza

Según la organización Somos Raya, el sábado varias personas intentaron cazar al tiburón que mordió al turista «con tal de hacer justicia».

Exigieron medidas de protección por parte del Gobierno Nacional, el Ministerio de Ambiental y Coralina para el área, exigen que se proteja al animal.

En aguas del mar Caribe, donde algunas especies han podido ir recuperando su población debido a medidas casi extremas para frenar su caza indiscriminada, igual se han visto episodios dolorosos como la matanza de tiburones en Cartagena, la caza de la tití Julia en Magdalena.

Desde la Corporación para el Desarrollo Sostenible del Departamento Archipiélago, Coralina, pidieron a la comunidad respetar el hábitat de las especies marinas de la Reserva de Biosfera Seaflower, que abarca el sector de La Piscinita.

«Ante la presencia de animales marinos potencialmente peligrosos, a nivel Nacional e Internacional se recomienda evitar el ingreso al mar; pues estos se encuentran en su hábitat; y es el hombre quien muchas veces ingresa a perturbarlos», señalan.

Llamado de atención

El actor Víctor Mallarino, quien es buzo certificado de rescate y tienen más de 2000 horas de inmersión, master en buceo naturalista, llamó la atención sobre lo que ocurrió.

A su juicio «es un privilegio» ver un tiburón en San Andrés cerca a playas o donde ocurrió la mordida al italiano.

Recordó que esa es su hábitat y que por tanto debe haber precaución a la hora de ingresar al agua, que las autoridades deben todas las medidas preventivas necesarias para evitar que los cazen y que ellos, terminen mordiendo a los humanos.

Dijo que la solución no es que la gente «se una» para cazar al tiburón.

Su llamado, es el mismo que han hecho diversas organización a la sociedad a informarse sobre esta especie, a tener cuidadado en sus paseos ya se en el Caribe, el Atlántico o el Pacífico.

Además, piden a los medios de comunicación «manejar con prudencia e informar devidamente sobre esta especie», que puede de nuevo ser estigmatizada y ponerla en el blanco de ataque de los humanos, como ya ocurrió con la película tiburón.

La llegada de tiburones cerca a zonas costeras

Presumen que entre otras cosas, ante la alta actividad de embarcaciones han buscado refugio en otros puntos.

Además, que los tiburones también han ido migrando por la intensa caza en otras zonas y que el huracán Iota si removió parte del hábitat de especies marinas en el Archipiélago.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here