El caso ocurrió este fin de semana en la sede una EPS en Sincelejo, la mujer que tiene dificultades para movilizar a su hijo y que había pedido el transporte para las terapias y controles del menor, la tenían «de un lado pa’el otro».

Noticias Caribe.

Indignada, llorando, molesta llegó una mujer a la EPS Famisanar en Sincelejo, Sucre, «¿por qué le niegan el transporte, por qué si lo necesita?», reclamaba y de su pierna, su pequeño hijo colgaba.

Tras semanas y semanas yendo de un sitio a otro, llevando solicitudes, órdenes y demás diligencias, no le daban respuestas.

Así que, decidió no ir a trabajar el pasado 12 de agosto e irse a la EPS, pero con algo adicional: llevando a su hijo que tienen una enfermedad que le impide caminar y sostenerse por si mismo.

Ingresó al establecimiento con el pequeño agarrado de su pierna, y ella molesta les gritaba: «¡Por qué hacen eso, por qué no atienden!».

Denunciaba que a pesar del tratamiento que ya su hijo lleva y la historia clínica, además de las órdenes dadas por especialistas, le pedían frecuente la ‘evidencia’ de que su niño si requería el transporte, algunos medicamentos y otros elementos.

Así que para probarles que estaba pidiendo los servicios porque un menor los necesita, lo llevó.

La mujer pidió la atención para su niño.

«Aquí se los traje», les dijo indignada.

Les explicaba que era madre soltera, que su hijo no podía moverser por si solo y que necesitaban los servicios solicitados.

«Para que me den las órdenes tengo que venir tres, cuatro y cinco órdenes. Yo soy una madre que trabaja, no tengo marido, ni pensión», reclamó molesta, porque además se quedó esperando la llamada de la EPS.

Se conoció que después del reclamo y que el vídeo se hizo viral, Famisanar contactó a la mujer.

Sin embargo, varios abogados le ofrecieron servicios para imponer acciones legales contra esa entidad por todo el retraso en la atención del niño.

Así fue el reclamo de la mujer:

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here