Entrega del cuerpo de la criatura.
Noticias Santa Marta.

El cuerpo de la criatura estuvo varias horas en la nevera.

Una familia en Santa Marta vive una situación lamentable por cuenta de la pérdida de un bebé que venía en camino y que tenía alrededor de seis meses de gestación.

La madre de la criatura, quien teiene 17 años, asegura que por una presunta negiglencia médica en un puesto de salud y la demora en la atención en un hospital de la capital magdalenense, ella sufrió un aborto expontáneo.

Ella presentaba un fuerte dolor abdominal y un sangrado y en ese vaivén de que en ninguno de los dos centros de salud la lograron atender a tiempo se produjo lo insperado, la pérdida de su bebé.

Vea: Un bebé de seis meses falleció por Covid-19 en Barranquilla y otros 8 se encuentran hospitalizados

“A eso de las 11 de la noche del 18 de abril, llegamos al puesto de salud de Bastidas, me dijeron que ahí no podían hacer nada, que me remitiera a la clínica de La Mujer, estaba en compañía de mi esposo, cuando llegamos no me ingresaron enseguida, él les reclamó para que me atendiera porque me sentía muy mal y no me brindan la atención necesaria”, contó la joven madre.

“Cuando mi bebé salió ella no lloró, pero yo vi cuando agarró el cordón umbilical, tenía todas sus partecitas formadas, los médicos me dijeron que ella estaba muerta”, relató la madre de la criatura.

Despúes d evarias horas, la adolescente fue atendida a eso de las 4 de la mañana e ingresada a la sala de parto a donde dio a luz a Milagros, una bebé de tan solo 6 meses de gestación.

Aun sin poder reponerse del dolor de la pérdida de su hijo, la adolesxcente se enteró que no podía darle cristiana sepultura a su criatura debido a que para los galenos el bebé era considerado un feto y por esto el hospital no le entregó acta de defunción a los padres.

Según cuenta la joven el personal del aseo llegó a preguntar “qué hacían con el cuerpo de la bebé, si lo botaban o lo quemaban porque eso era un feto”.

Finalmente, a los padres les tocó sepultar a la bebé en el patio de su casa. Antes tuvieron que mantener el cuerpo dentro de una nevera para tratar de preservarlo unas horas más mientras encontraban solución.

“En la Clínica de la Mujer nos dijeron que ella pesaba 400 gramos, cuando en realidad estaba en 500 gramos”, contó Kevin, padre de la criatura fallecida.

Ahora, la pareja asegura que expondrá su caso ante los entes de control, debido a que manifiestan que por una presunta negligencia médica murió su bebé.

Foto de portada: @hoydiariodelmagdalena

Le puede interesar:   Una fotografía demostraría que madre y su bebé no murieron en parto, como aseguró el hospital

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here