Desde la Cámara Colombiana de Infraestructura indicaron que la no corrección de los yerros del Decreto de Liquidación pone en jaque proyectos estratégicos como la variante.
Desde la Cámara Colombiana de Infraestructura indicaron que la no corrección de los yerros del Decreto de Liquidación pone en jaque proyectos estratégicos como la variante. Foto: Inviías

Desde la Cámara Colombiana de Infraestructura indicaron que la no corrección de los yerros del Decreto de Liquidación pone en jaque proyectos estratégicos como la variante.

Noticias Putumayo.

Ante la decisión del Gobierno nacional de expedir  un decreto que determina la liquidación del presupuesto 2024, la Cámara Colombiana de Infraestructura se pronunció y dijo que esta situación paralizaría algunas obras importantes del país.

Entre estas obras, estaría la variante San Francisco- Mocoa.

Así mismo, aseguran que esta situación también afectaría la vía Popayán-Isnos (Cauca-Huila), San José́ del Guaviare-Calamar, la Transversal del Catatumbo, Conexión Alta Guajira.

Así como también la Primera Línea del Metro de Bogotá, la operación del Túnel de La Línea, e incluso, la licitación de la doble calzada Pasto- Popayán.

La entidad sostuvo que la no corrección del Decreto de Liquidación del Presupuesto –asignado al sector transporte– pone en jaque al menos 57 proyectos declarados de importancia estratégica.

“No honrar el compromiso soberano de las vigencias futuras atenta contra la seguridad jurídica y la confianza inversionista, sin duda alguna, el activo más preciado consolidado por el país en los últimos 30 años”, dijo la CCI.

La variante San Francisco -Mocoa es uno de los proyectos más esperados en el sur del país.

Indicaron que durante los años 2022 y 2023, estos fueron honrados por el Gobierno nacional, pagos de vigencias futuras.

“De los $502 billones aprobados en el Presupuesto General, $16,7 billones corresponden al sector transporte. De esa partida, $13,6 billones fueron asignados a inversión en proyectos concesionados y de obra pública”, señalaron

Sin embargo, la CCI ve con gran preocupación que, en el decreto de liquidación de presupuesto del año 2024.

Aseguran que allí, el Gobierno omite la desagregación de $12,5 billones de pesos (parte de los ya mencionados $13,6 billones) para asegurar los recursos de inversión de los proyectos a cargo del Invías y de la ANI.

Paralizará obras

Esto paralizaría el funcionamiento de estas entidades y la ejecución de las obras a su cargo. Lo anterior, resulta aún más preocupante, si se tiene en cuenta que de esta manera se violenta lo dispuesto en la Ley Orgánica de Presupuesto. Es la primera vez en la historia del país que tal situación se presenta.

Advierte la CCI que, de manera sorpresiva, recientes anuncios del señor ministro de Hacienda señalan que el pago de las vigencias futuras no se realizaría de acuerdo con los contratos suscritos.

Hay que precisar, que las vigencias futuras cumplen un propósito de financiación para garantizar los recursos que suministra el capital privado.

Manifiestan que la no expedición del Decreto de liquidación ha llevado a que la parálisis ya se sienta en varios programas del Instituto Nacional de Vías como el mantenimiento rutinario de todas las vías nacionales no concesionadas

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí