La veterinaria funcionaba como un criadero de perros de raza.

Noticias Cali

 

Por lo menos 30 animales, entre perros y gatos, hacinados, la mayoría enfermos y desnutridos encontró la Policía Ambiental de Cali en una casa que funcionaba como una veterinaria, tras recibir una denuncia ciudadana.

En canastas, guacales pequeños y cajas los mantenían encerrados.

El operativo se produjo el viernes pero hasta este domingo la Metropolitana confirmó el hallazgo.

Y es que los animales estaban siendo evaluados por médicos de Zoonosis y siendo trasladados a fundaciones donde estarán bajo custodia.

El Comisario Eliécer Zorrilla, jefe de la Policía Ambiental, dijo que descartan que se trate de una veterinaria fachada para la reproducción de animales para su posterior venta.

La policía encontró perras de raza, alguna ya hasta con tres partos.

Una mujer llegó a la veterinaria a llevar a su mascota para una revisión y al ver las condiciones insalubres y escuchar tantos ladridos y maullidos, alertó a la policía.

El establecimiento está ubicado en el barrio Asturias, al lado de la Nueva Floresta.

La Policía cerró el lugar.
La dueña de la veterinaria no presentó documentos y admitió que monto el negocio ilegalmente.

En total fueron 36 ejemplares, incluso habían crías de gatos y perros en jaulas pequeñas, eran los mejor tenidos.

El sitio es una vivienda de dos pisos, allí practicarían cirugías y otros tratamiento para los caminos y felinos.

En el lugar operarían a los animales.

«Lo que hasta ahora hemos establecer es que parte de estos animales eran usados por vendedores ambulantes y terminaban aquí», dijo Zorrilla.

La mayoría de gatos y perros estaban enfermos, tenían desnutrición.

La Policía Ambiental incautó todas las especies.
La Policía Ambiental incautó todas las especies.

El operativo se hizo con el apoyo de Zoonosis, y fueron trasladados a fundaciones que los mantendrán bajo custodia mientras se definen los procesos de adopción y se recuperan.

Lea: La arriesgada denuncia de maltrato animal en montañas de Dagua, Valle.

En este caso, la dueña de la veterinaria solo fue sancionada y está libre.

Explicó Zorrilla, porque por ahora la policía solo puede imponer una sanción por ser una contrevanción a la Ley 1801.

A la mujer la sancionaron

El inspector de Policía tendrá que decidir que sanción pone y establecer si el caso va a manos de un juez por el delito de maltrato animal.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here