venganza del Cahmpú
Noticias Colombia.

El caso de la bugueña ya es investigado en España y ella tiene protección policial desde julio cuando la atacaron.

La historia del ataque, por una presunta venganza personal, a Marcela Tascon que terminó con quemaduras y tuvo que raparse el pelo en su totalidad a finales de julio, en Valencia España donde vive, recuerda el caso de otra colombiana atacada con la misma modalidad, la venganza del ‘champú’.

Una especie de gorro con pegante, que no da tiempo a nada.

Fruto Salvaje terminó siendo el éxito en medio del dolor y la tragedia.

Genera quemaduras en el cuero cabelludo y hace que las víctimas terminen rapándose la cabeza en su totalidad. Además del trauma psicológico que implica.

La historia del ataque a Marcela Tascon no es única, Marcela Aristizábal también sufrió la misma agresión, el llamado ‘champú’.

Marcela Aristizábal quedó calva tras un ataque con un gorro con pegamento.

Las dos son vallecaucanas; Tascon de Buga y Aristizábal de Caicedonia, pero radicada en Antioquia. Ahora, también las une una misma tragedia.

Tascon reconoce que se trató de una venganza personal, Aristizábal prefiere no dar muchos detalles de lo ocurrido.

Le contó a EL TIEMPO en 2018, que un día estaba en un café y alguien se le acercó y le puso un gorro con sacol (pegamento), ella corrió a su casa y se aplicó gasolina, lo que terminó de complicar las lesiones y terminó sin su larga cabellera negra.

Reponerse de eso fue difícil, un golpe emocional duro. 

Del dolor al éxito

Sin embargo, esa misma tragedia se convirtió en empresa, y muy exitosa. Se llama Fruto Salvaje, que además hoy día, es una herramienta de empoderamiento femenino y una estrategia de empleo.

Marcela Aristizábal empezó a buscar como recuperar su cabellera, probó frutas, esencias, verduras y mucho más. Quería una formula natural, y la encontró.

Aristizábal estudió cosmetología y su emprendimiento es hoy empresa.

Tiene tiendas de Fruto Salvaje en Antioquia, Bogotá, Cali, Medellín y otras zonas. Sus productos llegan a todo el país e incluso, ha llegado al mercado internacional por encargos.

Por ahora, Tascón en España interpuso una denuncia. El ataque se produjo delante de su hijo de 8 años de edad.

Este tipo de ataques son delito, lesiones personales. Y pueden agravarse.

En España la agresión a Tascon, esteticista y quien vive en ese país desde los 11 años de edad, prendió alarmas y las autoridades están investigando, antes no habían registrado un ataque de ese tipo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here