Willy García fundación
El reconocido cantante Willy García, lleva más de 8 años con sus recursos y esfuerzo, levantando la sede de la fundación 'Yo Tengo Fe'; un lugar de esperanza para niños, niñas y jóvenes en el puerto del pacífico.

El reconocido cantante Willy García, lleva más de 8 años con sus recursos y esfuerzo, levantando la sede de la fundación ‘Yo Tengo Fe’; un lugar de esperanza para niños, niñas y jóvenes en el puerto del pacífico.

Noticias Valle.

«Yo tengo Fe», la canción de Willy García que se convirtió en fundación en el barrio Lleras en Buenaventura, y que tras ocho año de construcción y adecuación, se alista para su inauguración en noviembre aunque ya, muchos jóvenes y menores han estado recibiendo clases, han participado de diferentes actividades y a sus familias, también se les han brindado algunas ayudas.

Hace poco más de ocho años el reconocido cantante de salsa empezó este proyecto.

Willy García fundación
Willy García con los alumnos de música en la fundación en el barrio Lleras en Buenaventura.

Es su esfuerzo, sus recursos y aunque tocó muchas puertas pocos abrieron para ayudarle hoy día, muchos niños y jóvenes tienen otra opción para la música, el arte, aprender; vivir.

Una esperanza que nació del amor del artista por el puerto del pacífico.

«Aquí estamos, vamos avanzando» cuenta Willy García mientras recorre las instalaciones; los salones de música, los instrumentos, el salón para artes, baile «y todo lo que la cultura nos permita».

El salón para baile, actuación y otras actividades y jornadas educativas.

«A veces me siento conmovido con cada uno de ellos», dice García con una sonrisa en el rostro, al ver a los jóvenes que acuden a la fundación, queriendo aprender.

La familia y amigos, apoyo vital

Luisa García, directora de la fundación, le contó a TuBarco que la familia ha sido vital para desarrollar esta idea de ayudar a los jóvenes y niños de Buenaventura.

Su padre, el cantante de salsa se ha empeñado todos estos años en seguir adelante; aunque a veces los recursos no alcancen.

La meta por ahora, es inaugurarla como la sede principal en noviembre, dar inicio a las donaciones y empezar a pensar en llevar el proyecto a otras zonas del puerto sobre el Pacífico.

Era la casa materna de Willy García, otra tía donó su parte y así, va la sede de la fundación. Los murales, son un homenaje pero también un recordatorio: «Si ellos pudieron, nosotros también».

«Yo Tengo Fe» habla precisamente de cómo no perder la esperanza ante la adversidad en un puerto donde los problemas abundan, pero también los ciudadanos que están soluciones.

En una de las épocas más violentas en Buenaventura, Willy llegó al puerto para que muchos dijeran: «Yo Tengo Fe».

Esto lo llevó a empeñarse aún más, en la necesidad de ayudar, de crear opciones, de brindar alguna oportunidad para la población más vulnerable porque era la que estaba condenada a crecer en medio de balas, homicidios y otros hechos: niños, niñas y adolescentes.

García, quien además es Embajador de la Reconciliación de USAID y ACDI/VOCA, organización que también adelanta proyectos en el pacífico colombiano.

Hoy, ese sueño de hacer algo para que de verdad, como dice su canción «todo cambiará y llegará la paz».

Así, va la fundación del salsero Willy García:

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here