Pabellón 8 cárcel de Tuluá
El incendio en el pabellón 8, de mediana seguridad, dejó 51 reclusos muertos y 24 heridos, además de la destrucción del lugar, en la cárcel de Tuluá.

Algunos familiares en medio de la angustia y el dolor, dudan de lo ocurrido y exigen al Inpec claridad sobre cómo se aplicó el protocolo de atención durante el incendio en el pabellón 8, de mediana seguridad y donde la premisa también era, evitar fugas.

Noticias Valle.

Cuerpos con heridas de armas blancas y otras lesiones, con quemaduras y no descartan que algunos hayan muerto por asfixia con el humo del incendio en celdas del Pabellón 8 en la cárcel de Tuluá, Valle, el martes en la madrugada. 51 internos murieron.

El Inpec activo el equipo antimotín y los bomberos recibieron el llamado y atendieron el incendio.

Era, según los primeros informes, contener que no hubiese fugas en medio del caso, no está claro si a los internos en ese momento los dejaron salir de sus celdas o qué pasó.

Familiares reclaman claridad sobre el protocolo aplicado en esta contingencia y el estado de ese pabellón.

Un incendio que se reportó a la 1:30, que antes de las 4:00 a.m. ya estaba controlado, pero que consumió todo lo que encontró.

Muertos y heridos

El pabellón 8, con más de 130 presos, tendría sobrecupo o hacinamiento, y que ya habría dado señales de problemas entre los internos.

Tendrán que los presos que resultaron heridos y que están hospitalizados, dar información y ‘luz’ sobre lo que pudo desencadenar la tragedia más grave en una cárcel en Colombia en la historia reciente.

Entre los primeros datos, es que la riña habría empezado con dos presos; y se involucraron otros.

Se refirió un motín y un supuesto intento de fuga, esto último sería poco problable, y ha tomado más fuerza que se trató de pelea entre los reclusos.

Los nombres de los fallecidos empezó a llegar el martes casi cayendo la noche, primero 13; luego 17 y después, leyeron en voz alta afuera de la cárcel, los demás.

Llanto, tristeza, gritos se escuchaba.

Este miércoles ya el trámite para que les entreguen los cuerpos a las familias se cumplen en Medicina Legal en el barrio San Fernando en Cali.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de TuBarco (@tubarco)

La Fiscalía dispuso de varios fiscales especializados y peritos del CTI para investigar lo ocurrido en el Pabellón 8 del centro carcelario en Tuluá.

En ese espacio, estaban internos entre condenados y sindicados, es decir, aún en proceso de judicialización pero con prisión preventiva.

Por diferentes delitos estaban ahí recluidos, jóvenes y adultos.

Lo que hasta ahora no han aclarado las autoridades, es si hubo ‘peleas’ por el territorio, si había miembros de diferentes bandas que podían representar riesgos de motín.

Cárcel de Tuluá, casi ‘nueva’

Con 1267 presos y con un hacimiento de más del 17%, los problemas dentro del centro de reclusión han sido reatireativos desde hace meses.

La inversión de 65 mil millones de pesos, en ese establecimiento carcelario se hizo en 2017 por el expresidente Juan Manuel Santos, cuando entregó las mejoras y ampliación.

Con las nuevas instalaciones, se hacía ampliación de la cárcel de Tuluá y se daban 655 cupos adicionales, para ayudar a descongestionar el lugar.

En la cárcel hay más de 1200 reclusos, un sobrecupo de 17%.

Esta cárcel fue entregada con talleres de formación de carpintería, confección, dotada de canchas de baloncesto, biblioteca, cocina dotada, panadería, lavandería y 18 computadores «para que los internos puedan capacitarse y comunicarse con sus familiares».

Parte de las quejas desde entonces, es que a la fecha no todo funciona ni está dotado. «Se hizo los primeros meses», han sido las denuncias.

Ante la tragedia de este martes, el presidente Iván Duque le pidió al director del Inpec, trasladarse a Tuluá y liderar la investigación y trato con los familiares de quienes murieron y los que resultaron heridos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here