Las inundaciones registradas durante la noche de este sábado en la doble calzada en la antigua vía Cali-Yumbo ocasionaron serios inconvenientes a varios establecimientos comerciales de la zona. Reportan es una situación que se vive constantemente con las fuertes lluvias y piden apoyo a las autoridades, «ya no damos más».

Noticias Valle del Cauca.

Lo vivido durante la noche de este sábado 25 de junio cuando las fuertes lluvias azotaron gran parte del norte de Cali y otros sectores de Yumbo. Sobre todo en la doble calzada de la antigua vía que conecta a estos dos municipios, dejaron graves inconvenientes y daños a por lo menos diez establecimientos comerciales que allí se ubican.

Uno de estos negocios, el más afectado, que terminó con pérdidas en sus productos, maquinaria y múltiples afectaciones en su local fue Promaderas Andrade, a la altura de Arroyohondo.

El agua (1.25 metros esta vez) y el lodo terminaron dentro del lugar.

Dejando daños en la infraestructura, oficinas, materia prima, pedidos terminados dañados, así como herramientas y maquinaria en perdida total, situación que los obligo a cerrar sus puertas de manera indefinida.

Su propietario, Oscar Sosa confirmó a TuBarco que la misma situación la están viviendo hace tres años, desde que se empezó a construir la obra.

Oscar Sosa, propietario de Promaderas Andrade.

Lo mismo ya le había ocurrido el pasado mes de octubre, pero en esta ocasión todo fue muchísimo peor; la incertidumbre es enorme.

Hacen un llamado a la Gobernación

Sosa explicó a TuBarco que lo que viven en este momento es ralamente lamentable, son 4 mil metro cuadrados que han ido limpiado en medio de una tarea titánica tratando de recuperar lo poco que les quedó.

«Esto nos ocurre es por la carretera la doble calzada nueva que hicieron Cali – Yumbo, ¿cuál fue el daño de esto?, son dos cosas, la primera que nos dejaron por debajo de la carretera y aparte de eso estamos en toda la curva y tenemos todo el peralte en frente de nosotros«, explicó.

Oscar agregó que prácticamente «somos el desagüe literal de la carretera«.

Pero además detalló que «no se le hicieron los estudios necesarios para el tema de recolección de aguas anexos a la carretera. Nosotros recibimos prácticamente un río que viene desde el callejón de Inducom y pues eso es imposible de parar».

Recalcó que vienen con la misma problemática desde hace tres años y «no hay solución«; el pasado 23 de octubre del 2021 sucedió algo parecido, pero la reciente «fue peor que esa».

Lea también:

Dos carros se han ido al canal vía Cali-Yumbo por Menga: ¿Mal diseño o imprudencia de conductores?

«Hemos hecho mil llamados a la Gobernación, no han querido solucionar, es un problema que empezó desde que la carretera la iniciaron«, afirmó.

Indicó que no ha habido presencia de las autoridades tras la reciente emergencia y agregó que pese a que el año anterior se llevó a cabo una reunión entre afectados e Infraestructura, no hubo solución.

Millonarias pérdidas

Promaderas Andrade es una empresa con 70 años en el mercado, actualmente tiene en total 27 empleados y han estado involucrados en obras importantes para la región como el Velódromo Alcides Nieto Patiño, destacó Sosa.

Sin embargo no pasan por un buen momento tras las inundaciones en el sector. Su propietario que durante la primera emergencia registrada el pasado mes de octubre del año anterior a través de un perito pudieron establecer daños por al menos $450 millones, recuperación que llevó a cabo con sus ahorros, rifas y solidaridad de clientes y amigos.

Pero en esta ocasión no descarta supere los $550 millones.

  • «Ya por lo menos hoy el tema del local de nosotros en donde está la exhibición lo pudimos limpiar, porque lo que nos interesaba era rescatar algo de lo que ya estaba listo para entregar: puertas, camas, escaleras; pero todo se afectó, todo hay que volverlo a pintar, pegar, cortar o hacer».

«En menos de 8 meses lo mismo, esto es imparable, ya no tengo más plata para sostenerlo, no puedo hacer rifas cada vez que me inunde y yo ya no tengo ahorros. Lo que yo metí que fueron casi $100 millones ya los perdí» tras la nueva inundación, contó.

Solidaridad de los empleados

La situación con la planta de empleados es otro de los temas bastante complejos y difícil que han tenido que afrontar, contó Oscar.

«El 80% ha trabajado toda la vida con nosotros, el otro porcentaje fui muy claro con ellos, hablamos siendo sinceros; les manifesté que en este momento plata prácticamente no hay, esa es la realidad«, sin embargo, «si ustedes me quieres colaborar, jamás le he quedado debiendo un peso, déjenme me paro y apenas tenga plata vuelvo y les pago».

Recalcó que todos fueron muy amables, entienden la situación «y es un tema de corazón; pero soy el más consciente«, haciendo referencia a la disposición laboral de los trabajadores.

Contó les solicitó ayuda al menos estos 15 días entendiendo la emergencia que han tenido, «no puedo dejar esto embarrado, así vuelva hoy y llueva (como ha sucedido este miércoles) tengo que seguir limpiando todos los días».

La incertidumbre es enorme

Lo que están viviendo en esta empresa vallecaucana como consecuencia de la reciente emergencia es crítico, indicaron sus propietarios.

Por la situación han tenido que parar de forma indefinida, la incertidumbre es total, «ya no sabemos de dónde más arrancar. Venimos de una pandemia, el paro; pero no todos vienen con dos inundaciones encima«, concluyó.

La inspección realizada en octubre

El pasado mes de octubre autoridades departamentales en cabeza de la gobernadora del Valle Clara Luz Roldán, realizaron una inspección de avances del proyecto antes de su inauguración, en donde recalcaban que su culminación se daría en noviembre e iba a ser entregada en su totalidad en diciembre.

«Estamos al 98%, en noviembre estamos terminando esta obra en la que hemos invertido más de $40 mil millones. Lo que nos falta ahora son las intersecciones y la semaforización, y estamos empezando un proceso licitatorio para la iluminación del tramo que nos hace falta. O sea que esta vía, desde Cali al crucero Dapa va a quedar totalmente iluminada y en doble calzada», indicó la mandataria en su momento.

En su momento, el secretario de Infraestructura del Valle, Frank Ramírez, recalcaba también que serían 2.8 kilómetros los que se iban a habilitar con “cruces semaforizados, uno en el sector del crucero Dapa y otro en el callejón de la 32, que es tan importante para las empresas del sector, por la vocación industrial de la zona».

 

 

 

 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here