Polémica por el uso de una escuela como cárcel, donde albergan a 170 presos en «condiciones precarias en Popayán».

Noticias Popayán.

La ‘escuela de los presos’ ha generado polémica desde hace varios años cuando la comunidad solicitó al gobierno local, repararla para que los niños recibieran clases, pero en la que hoy día, viven personas privadas de la libertad en Popayán.

Esas peticiones no tuvieron «ninguna respuesta positiva para que la escuela volviera a funcionar como centro educativo».

Después de que el deterioro de la infraestructura se convirtiera en un peligro para los maestro y los estudiantes, había que darle otro uso, dicen.

estación Las Américas en Pasto carceleta
La Carceleta de Las Américas en Pasto, también presenta hacinamiento y problemas de seguridad.

Por estos motivos ha crecido la polémica entre la comunidad que hoy denuncia indignada que de la Institución Educativa Laura Valencia ya no queda nada, «se ha convertido en un lugar tenebroso para los vecinos del centro histórico» de Popayán donde antes solo escuchaban las carcajadas de los niños.

Pero que ahora deben aguantar todo tipo de insultos, malos olores e inseguridad en la zona.

Centro de reclusión transitoria Laura Valencia.

En dicha institución educativa estudiaban más de 170 niños desde hace más de 5 años, pero de eso ya no queda nada.

Porque después de ser adecuada como un establecimiento transitorio para personas privadas de la liberta, perdió su propósito de educación y progreso, «porque a la gente la encierran ahí y no hay un programa de formación ni nada».

La que antes era una escuela está en la Carrera 9 con Calle 1, sector Monasterio, en su momento la comunidad de opuso a convertirla en una cárcel de paso.

Así se ve la anterior escuela Laura Valencia.

Porque estaban seguros que un centro carcelario transitorio podría generar problemas en temas de seguridad y economía.

Lo que hoy se ha convertido en una realidad que están denunciando. Según líderes sociales el proyecto no fue socializado con la comunidad.

La zona esta muy cerca del centro lo que la convierte tanto residencial como comercial y según ellos no es conveniente tener una cárcel tan cerca para la comunidad.

Sin embargo y pese a todos los esfuerzos de la comunidad por impedir que la escuela se convirtiera en centro carcelario transitorio, no fue posible.

La alcaldía municipal decidió «desmarcar» este lugar como institución educativa y ceder su administración a las autoridades policiales.

Datos importantes

  • Durante el mandato de Cesar Cristian Gómez Castro se ordenó el desalojo de la escuela debido a problemas de infraestructura y el riesgo para los estudiantes.
  • Popayán ha enfrentado una crisis carcelaria durante los últimos años que involucran muerte de presos, hacinamiento y falta de agua potable.
  • Inicialmente la antigua escuela fue habilitada para albergar a 80 presos, pero hoy hay 170 personas haciendo uso de las instalaciones.
  • El concejal Dilfredo Ríos ingreso al lugar y confirmó que hay hacinamiento y condiciones «infrahumanas» entre los detenidos.

Lea también:

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here