El concejal de Pasto le respondió a Séptimo Día, que lo del caso de abuso sexual contra su propia hija y por el que condenaron a su hermano -que sigue libre por un dictamen de problemas psiquiátricos-, «es cuento viejo».

Noticias Pasto.

El capítulo #InocenciaRobada de Séptimo Día este domingo sigue generando un coletazo en Pasto y Nariño, y la indignación crece por los detalles revelados del abuso sexual que sufrió Ana Lucía Burbano, por parte de su propio padre, quien además, la dejó embarazada.

Ana Lucía denunció que era víctima de abuso sexual, violación y vejámenes por parte de su propio padre Javier Eduardo Urbano, desde que ella tenía 6 años de edad, pero fue hasta que quedó embarazada (lo que sería un caso de incesto) que pudo entender lo que su padre le había hecho.

Ahora, 10 años después de la primera denuncia en Fiscalía, denuncian que no ha habido justicia en Pasto.

Desde que fue denunciado, Urbano alegó que “no era conciente de lo que hacía”. Parte de su familia lo ha defendido en el proceso.

De los hermanos que lo apoyan, el concejal William Orlando Urbano, actual concejal de Pasto, denunció que Séptimo Día lo estaba persiguiendo, “una persecución política”, y se ha negado a hablar públicamente del tema.

«No es nada del otro mundo»

Que ahora el caso se conozca públicamente, «no es nada del otro mundo» o es «cuento viejo», según el edil.

Esto, para referirse que el tema de su hermano, ya era conocido.

El concejal Urbano cuando fue abordado en la calle en Pasto, por el equipo periodístico de Séptimo Día.

Eso le respondió a Juan Carlos Villani, periodista de Séptimo Día, cuando lo abordó en la capital de Nariño para preguntarle su posición sobre este caso.

El concejal se negó a hablar, acusó al programa de perseguirlo y le pidió al periodista: «Muéstreme las pruebas de las otras violaciones». Además, cuando Villani entrevistaba a otras personas relacionadas con el caso, el edil llegó con la policía para amedrentarlo.

Este hecho por supuesto, ha desatado una tormenta política en la capital nariñense.

El concejal se ha enfrentado varias veces a la familia de su sobrina, la víctima de los abusos.

El Concejo Municipal no se ha pronunciado, si lo hizo el concejal Erick Velasco, a través de un comunicado y un mensaje en redes sociales. Aunque él pide a Urbano que se retracte de lo que dijo, parte de los ciudadanos le piden es que renuncie a su cargo.

Tuvo una hija de su padre

En 2005 Ana Lucía, tuvo a su hija; producto de las violaciones de su padre, es decir, padre y abuelo a la vez de la bebé.

Ana Lucía denuncia que su padre la violó, su hija, de 15 años de edad, es de él según las pruebas de ADN.

Una prueba de ADN practicado a los tres, pero sus resultados se embolataron y tardaron varios meses. En 2007, el resultado indicaba que sí, Javier Eduardo Urbano, era padre y abuelo de la bebé.

“Yo recuerdo que fue como a los seis años, que el empezó a tocarme, que se metía conmigo a bañarse y me tocaba mi cuerpo como si fuera algo normal, pero para mi eso era algo normal, yo no sabía que era algo malo”; le relató Ana Lucía a Séptimo Día.

“En caulquier parte de l casa, en la sala, en el patio, en la cocina, él esperaba estar solo conmigo para tocarme, manosearme, pero la penetración era en la noche, se pasaba a mi cama, me abrazaba. Como mi madre a veces no estaba”, explicó.

Fueron ocho años de abusos, denuncia la mujer.

Carlos Urbano, dijo que su padre se le metía a la ducha a su hermana. “A mi siempre me daba excusas, me mandaba a jugar, a la tienda”.

Luego, cuando ya Ana Lucía ya no quería que la tocara, “él me pegaba más duro”.

La denuncia

En 2005 la víctima decidió denunciar penalmente, para 2007 la Fiscalía 5 en Pasto abrió investigación a Urbano, luego en marzo fue capturado pero fue dejado en libertad

El 11 de septiembre del mismo año, obtuvo valoración de psiquiatría forense que determinó que tenía esquizofrenía paranoide. UNas semanas lo detuvieron preventivamente, en calidad de autor de las conductas de acceso carnal violento e incesto.

Comnoción en Pasto: "En todas partes me perseguía para tocarme,

Lo pusieron bajo tratamiento psiquiátrico, pero de forma ambulatoria.

No interpusieron más acciones ante el proceso, “por desconocimiento y por falta de un abogado”.

Ya en junio del 2018, la Jueza Tercera del Juzgado Penal del Circuito emitió condena pero el en calidad de inimputable, y lo envió a un centro psiquiátrico de la ciudad por 10 años.

Después, determinó que tenía en cuenta dictamentes de los años 2008 y 2007, y que podía seguir siendo tratado ambulatoriamente, es decir, que no debía ser internado (preso).

Hoy día, el hombre sale a la calle y cada vez que quienes apoyan a Ana Lucía, sus tíos incluyendo al concejal Urbano vienen en rescate del sujeto, y terminan enfrentándose. Lo defienden alegando que no sabía lo que hacía.

José Urbano, la prueba de ADN arrojó que es el padre de su nieta, una juez avaló en 2018 exámenes psiquiátricos del 2008 señalando que tenía ezquizonfrenía y lo mandó a tratamiento ambulatorio. Para la comunidad, el sujeto «es un peligro».

Para la víctima, no ha habido ningún tipo de reparación.

A ella, parte de su familia paterna la apoyado pero otros hermanos de su abusador, no y nunca le han ofrecido disculpas, perdón. Nada.

Este es el reportaje de Séptimo Día. 

Desde el minuto 33, se puede ver la situación registrada con el concejal urbano.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here