Noticias Pasto

Los artistas y artesanos de Pasto se preparan para un ‘atípico’ Carnaval de Negros y Blancos 2021

Pese a que en el 2021 el Carnaval de Negros y Blancos no saldrá a la plaza pública, sus artesanos se preparan para la programación virtual que se organiza.

“Por amor al Carnaval” es la frase que más retumba entre los artistas que en medio de la pandemia, quienes se niegan a abandonar la centenaria tradición de comienzos de año.

Este es el caso de Manuel Paz Gómez, quien durante 40 años se ha convertido en un fiel participante del desfile de años viejos en Pasto.

El afecto por el Carnaval fue hereda de su padre ‘El Loco Paz’, que por 50 años desfiló por la Senda e hizo alarde del arte y la alegría pastusa cada 31 de diciembre.

“Mi padre nos contaba que la tradición viene desde Túquerres, donde personificaron la cómica relación política entre una alcaldesa y a su esposo”, expresó el artesano.

1980 fue el primer año en el que Manuel Paz y su familia salieron al desfile de años viejos, con el motivo ‘Don Tapahuecos’.

“Uno crea estos diseños sobre un acontecimiento social, que esté relacionado con la comunidad y que tiene inmersa una crítica política, económica o cultural”, agregó.

Más tarde, con el colectivo Maestra Vida, Manuel Paz y compañía, se idearon a ‘Elvarado’, un gigante muñeco que representaba a los gobernantes de Pasto.

“Hemos llegado a consolidarnos como verdaderos hermanos, trabajando hasta altas horas de la noche, compartiendo experiencias y muchas anécdotas que nos deja esta labor”, sostuvo Paz.

Alegría y nostalgia

El primer paso para elegir el tema con el que se concursa en el desfile del 31 de diciembre, es hacer un reconteo de los acontecimientos más importantes en la ciudad.

“En octubre nos reuníamos y comenzábamos el diseño del año viejo, los disfraces y el testamento que vamos a ir declamando”, precisa el artesano.

Las horas van pasando entre el papel, cola y música, hasta que en la víspera del 31 de diciembre todo queda listo.

Las últimas 24 horas del año son de emociones encontradas, pues los artesanos desfilan llenos de alegría, comparten con el público y reciben un merecedor aplauso.

Al finalizar el recorrido los artesanos se llenan de la nostalgia que produce el día, y en señal de gratitud se despiden con un fuerte abrazo.

Pero este 2020, las cosas cambiaron. Algunos problemas de salud, sumado a la pandemia, han dificultado que Manuel Paz regrese a la escena de los años viejos.

“Es triste saber que el Carnaval será virtual que no podremos salir a la calle”, expresa mientras recuerda con añoranza las viejas anécdotas previas de largos desfiles.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here