La emergencia se registra en el municipio de Santa Bárbara (Iscuandé). Autoridades esperan avanzar con censo para entrega de ayudas.

Noticias Nariño

Bajo el agua, así se encuentran desde hace varias horas decenas de viviendas del municipio de Santa Bárbara por la creciente del río Iscuandé en la costa Pacífica de Nariño.

Los afectados son pobladores de algunos barrios del casco urbano así como de la zona rural.

Los mismos tuvieron que ver, entre la impotencia, cómo el agua ingresó a sus viviendas como consecuencia de las fuertes precipitaciones en esta zona del departamento.

Furia del río

Según Heriberto Chicaiza, la región venía de una temporada de menos lluvias pero en los últimos días volvieron las precipitaciones.

“Llovió mucho en la parte alta por eso es que el río está con una corriente muy fuerte y sobre todo creciendo”, anotó.

Expresó que los afectados no solo registraron daños en sus viviendas sino también la pérdida total en cultivos de pan coger.

Un mira denuncias envía este msj “ Centenares de familias perdieron sus cosechas y objetos personales tras el desbordamiento del Río Iscuandé (NARIÑO) sin víctimas mortales ”

Posted by El Mira Denuncias on Tuesday, January 21, 2020

“Mucha gente se quedó sin nada por culpa de la creciente del río. Los cultivos como de plátano y yuca están con pérdida total”, aseguró.

Entre tanto, las autoridades locales avanzan con un censo para establecer a ciencia cierta el número de afectados.

Con ello esperan determinar los daños que dejó el río y agilizar la entrega de ayudas a los damnificados.

Crecientes históricas

El río Iscuandé es una de las arterias fluviales más importantes de la costa de Nariño.

La alta pluviosidad en este territorio lo ha convertido en una fuente de abastecimiento sino, de problemas, en época invernal.

Justamente hace un año su desbordamiento afectó a más de dos mil personas aledaños a su ribera en esta zona de Nariño.

Lea también: Invierno provocó lluvia de emergencias en más de 8 municipios de Nariño

En esa oportunidad se perdieron alrededor de 400 hectáreas de cultivos agrícolas.

Ante este panorama, los campesinos pidieron medidas de fondo para prevenir nuevos embates del río durante la próxima temporada de lluvias.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here