Los habitantes no sólo lloran todavía a los niños atropellados por un bus sino que viven la zozobra de una especie de falla geológica.

Noticias Nariño

La tragedia pareciera no irse de San Carlos, un poblador del norte de Nariño que se dio a conocer en el país por el hecho que les costó la vida a cuatro niños.

No hace 15 días que sepultaron a los pequeños, arrollados por un bus escolar en medio de un descuido, y otra angustia ya acecha a sus pobladores.

Algunos sectores del poblado, pertenecientes al municipio de Colón- Génova están siendo “devorados” por un fenómeno de movimiento en masa.

Doble dolor

“La comunidad que todavía sufre por los niños cuenta que varios patios y casas empezaron a agrietarse”, dijo Roberto Rojas, dirigente de la zona.

En efecto, TuBarco confirmó que no menos de 25 personas ya fueron evacuadas ante el riesgo en el que se encuentran las estructuras.

“Son familias de San Carlos y Santa Rosa, de límites entre Colón y San Pablo”, le contó un funcionario de la Gobernación de Nariño a este medio.

Precisó que ya un equipo viajó al lugar, pero ante la dimensión del fenómeno natural no pudo conceptuar frente a esta pesadilla que también afecta a niños.

De ahí que se espera que en los próximos días una comisión del Servicio Geológico Colombiano acceda al sitio.

Estos adelantarían un estudio con el que se establecerá si en lugar se puede adelantar una intervención para remediar el daño.

o si en definitiva no se podrá habitar de nuevo.

Entre tanto, las familias, con niños y adultos mayores, evacuadas fueron cobijadas con subsidios de arrendamiento provisionales.

Colegio, en riesgo

Una de las conclusiones preliminares de las autoridades, es que la Institución Técnica Agropecuaria, la misma donde estudiaban los niños fallecidos, está en peligro.

“Los niños han recibido clase allí y no es un sitio propiamente seguro”, advirtió una de las fuentes.

Lea también: Por cerrar una reja, conductor se bajó de bus que mató a 4 niños en Nariño

Por cuenta de esta situación, los padres de familia hicieron un llamado a los entes gubernamentales a que garanticen una ruta segura frente al problema.

“Si nos garantizan que el colegio está protegido no tendremos temor, pero no podemos quedarnos con la zozobra”, subrayó una de las madres de familia.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here