Noticias Pasto.

Denuncian que han “participado varios Jueces, diferentes funcionarios de la Fiscalía y del CTI y tres años del proceso y nada que resuelven un crimen tan evidente de pruebas”.

La familia de David Chamorro sigue esperando justicia por su muerte, el joven asesinado y descuartizado en Pasto hace casi ya tres años, no tiene una sentencia que castigue al único capturado, Juan Carlos Rosero Cuastumal.

TuBarco Noticias Pasto nuevamente habló con la familia Chamorro y responden que siguen “sin ver justicia”.

William López, abogado que lleva el caso, cuestionó que a Rosero Cuastumal puedan terminar dándole “apenas 18 años” de condena.

Aún no hay sentencia, debe darse antes de agosto, pero el caso de Chamorro tiene un concurso de delitos: Secuestro, homicidio, tortura y el descuartizamiento del cuerpo, indican, por tanto “la condena no debería ser inferior a 30 años”.

“El pasado 18 de mayo después de 3 años de haber iniciado el proceso judicial, estaba anunciado que se conocería la sentencia. No fue así”, el fallo está pendiente.

Para López, que maneja este caso desde el lado de los derechos humanos, la justicia ha sido errónea.

Críticas al proceso

Otras personas cercanas al caso, creen que “ha traído grandes lecciones sobre los problemas que tiene la justicia penal en Colombia”.

Aquí han “participado varios Jueces, diferentes funcionarios de la Fiscalía y del CTI y tres años, es un periodo de tiempo excesivo para resolver un crimen tan evidente de pruebas”.

Para el abogado y la familia Chamorro, “esto demuestra la existencia de defectos estructurales del sistema acusatorio colombiano”.

David Chamorro
Habrá plantón para exigir justicia por el ingeniero Chamorro.

También denuncian que “el cambio de los fiscales del caso ha afectado gravemente el desarrollo de la investigación”.

Y cuestionan además, a la Secretaría de Tránsito Municipal de Pasto, donde Chamorro, era funcionario contratista activo.

El hecho, ocurrido en 2017, horrorizó y aún escandaliza a Pasto por la crueldad.

Aunque el señalado del homicidio, Rosero Cuastumal, está preso pero aún no existe una sentencia condenatoria en el caso.

El hombre, según los investigadores, mató a Chamorro y luego lo descuartizó en un intento por ocultar el cadáver, y lo habría hecho, por celos laborales y porque el joven ingeniero, no habría aceptado participar en un “chanchullo” en tránsito.

El crimen se cometió en una casa situada en el barrio Altos de Chapalito.

Allí, llegó Chamorro para una reunión de trabajo en casa no solo de un compañero de trabajo, sino de un amigo. Ese día, Cuastumal estuvo solo, luego su familia descubrió lo ocurrido.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here