A este crimen indígena, se suman 11 casos más en Nariño en lo que va de 2019. ¿Quién los protege?

Noticias Nariño

La violencia volvió a cobrar la vida de otro indígena en el departamento de Nariño.

Cuando dirigentes del pueblo Awá reclamaban garantías, se conoció el crimen de Gabriel Guanga.

“Nuestro compañero, del resguardo Magüi Payán, fue vilmente asesinado”, señalaron voceros de los nativos.

ASESINADO INDIGENA AWA EN RICAURTE NARIÑO PRESUNTAMENTE POR EL ELNEl 16 de julio se reportó un joven indígena Awa…

Posted by Cnc Ipiales on Thursday, July 18, 2019

Al parecer, Guanga estaba adelantando un recorrido por el municipio de Ricaurte.

Estando allí sujetos armados lo abordaron y, sin mediar palabra, lo atacaron hasta quitarle la vida.

Aún las autoridades no han señalado a ningún grupo como autor del homicidio del labriego indígena.

Sin embargo, en este territorio hay una alta presencia de disidencias de las Farc y del ELN.

Racha violenta

El caso de este campesino indígena se presenta cinco semanas después del crimen de tres integrantes awá entre Tumaco y Ricaurte.

Una de las víctimas fue Leidy Burgos Pai, una joven de tan solo 18 años.

La mujer, que hacía parte de la guardia de la Unidad Indígena del Pueblo Awá, Unipa, desapareció y con ello se prendieron las alarmas.

Un par de días después su cuerpo sin vida fue encontrado abandonado en zona selvática.

La misma suerte corrieron Rocío García Pai y Robert García Bisbicus.

Dolor indígena

Rider Pai, consejero mayor Unipa, señala que la situación humanitaria de su pueblo indígena es grave.

Manifestó que en sus territorios no sólo están siendo blanco de los grupos armados ilegales sino del señalamiento de algunos integrantes del Estado.

Pidió garantizar para su comunidad ancestral.

Además, exhortó al Estado colombiano a cumplirles a la comunidad indígena de estos territorios sagrados en materia de inversión social.

Múltiples responsables

En relación con los recientes crímenes de integrantes del pueblo indígena Awá hay diversas versiones.

Sin embargo, la hipótesis con más fuerza apunta a las disidencias de las Farc, especialmente el frente Oliver Sinisterra.

Dichas retaliaciones se estarían presentando ante la negativa de los nativos de sembrar coca y permitir el procesamiento de la misma en sus resguardos.

Le puede interesar: 

En Samaniego no hay energía, se fue el agua y hay sosobra, tras ataque del ELN

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here