perros Jamondino Pasto envenenamiento
La denuncia la hizo una Asociación Defensora de Animales de Pasto. Cuatro perros murieron por el envenenamiento.

La denuncia la hizo una Asociación Defensora de Animales de Pasto. Cuatro perros murieron por el envenenamiento.

Noticias Pasto.

Denuncian que hubo un envenenamiento masivo de perros que se encontraban en un refugio de manera temporal, unos fallecieron y a los demás se les está dando tratamiento veterinario.

El 19 de abril envenenaron a varios perros que se encontraban en el antiguo Centro de Bienestar Animal, informaron.

El lugar lo habían prestado temporalmente mientras se adecuaba el nuevo espacio para el refugio que se encontraba en Jamondino.

De los perros que se encontraban allí  cuatro murieron y 6 más están enfermos.

Alvaro Erazo, animalista encargado del cuidado de estos animales, cuenta que en Jamondino ya habían problemas con el refugio y por esto se estaba buscando uno nuevo.

Dice que las soluciones que le brindan no son suficientes y que no se siente respaldado por autoridades locales.

Envenenados

Álvaro cuenta que al llegar al sitio, encontraron a los perros por fuera, unos agonizando y otros ya habían muerto.

Poco a poco los fueron reuniendo para darles atención veterinaria por el envenenamiento.

 

La denuncia, es que habrían sido personas de la comunidad los que habrían envenenado a los perros. Ya se habían escuchado quejas y molestia porque tenían el refugio allí.

El antiguo refugio

En Jamondino, las condiciones no eran óptimas para que los perros estuvieran refugiados. La vivienda del lugar se encontraba en situación de abandono y con un posible colapso.

La comunidad del sector denunció la situación para que los perros fueran trasladados a un sitio con mejores condiciones.

Es por esto que se está gestionando un nuevo espacio para el albergue, y el lugar en dónde ocurrió el envenenamiento y se encontraban algunos de los perros, era temporal.

Hasta el 28 de marzo ya se tenían adecuados algunos corrales de 6 en Catambuco, que se pensaban implementar para el nuevo refugio de la asociación.

Para el 29 se tenía programado pasar a los perros.

Con la notificación del corregidor de Catambuco, el señor Carlos Calderón, se advirtió que no se pudo hacer el traslado, pues la comunidad habría presentado quejas.

«Ni siquiera nos habíamos pasado y ya habían quejas, se me prohíbe llevar a mis perros al lote en propiedad privada», manifiesta Erazo.

El cuenta que es un lugar apartado para no causar inconvenientes.

Además, que el lote antes de iniciar con la construcción del Albergue de ADAPASTO, había sido visitado y aprobado por la Alcaldía, Secretaría de Medio Ambiente, Centro de Bienestar Animal, y una comisión del Concejo Municipal.

«Quiero dar a conocer a la comunidad de Catambuco, que el nuevo albergue es para servir y ayudar, no para causar dificultad y ante la primera señal de causar esto se dará solución», señaló.

El sitio está pensando para atender a perros callejeros de Catambuco y otros lugares de la ciudad.

Tras el envenenamiento

Relata Alvaro, que los hechos de la agresión a los animales, ocurrieron mientras se encontraban en una reunión en dónde sería el nuevo Centro de Bienestar Animal en Obonuco.

Ahí se tomaría la decisión de lo que sería el destino de los perros que se encuentran bajo su cargo.

Aproximadamente 40 perros siguen bajo su cuidado en el antiguo DCA, el se encarga de darles alimentación y asear el lugar.

Mientas tanto Alcaldía y secretaría ambiental adecuan el refugio de Obonuco para trasladar a los perros hasta allá. Pero en esa reunión no hubo «buenos resultados», decidieron que los perros deben ser entregados y que Alcaldía dispondrá de su destino.

Si la asociación encuentra un lugar adecuado para el refugio, se devuelven los perros que no fueron adoptados.

«Esto es un atentado en contra de mi obra de 46 años de servir a mi ciudad , me parece una injusticia lo que me está pasando por el abandono de varias administraciones, solo soy víctima de las circunstancias en las que me he tenido que desenvolver dónde todas las puertas se han cerrado», dijo Alvaro Erazo.

El pide la presencia de autoridades locales, para que se de un espacio adecuado con los perros y el pueda continuar al frente del cuidado de estos animales.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here