Candelilla de la Mar, el corregimiento en Tumaco donde queda más fácil que les atiendan una emergencia médica en Ecuador que en Colombia. Fotos: Catherín Gómez.

Candelilla de la Mar, el corregimiento en Tumaco donde queda más fácil que les atiendan una emergencia médica en Ecuador que en Colombia.

Noticias Nariño.

En Candelilla de la Mar tienen expectativa ahora, tras una reciente visita del gobernador de Nariño, Jhon Rojas, quien estuvo allí el fin de semana e hizo un recorrido entre las casas de tabla, donde no hay acueducto, pobreza extrema y sin alcantarillado, y donde una emergencia médica la atienden mas fácilmente en Ecuador que en territorio colombiano.

«Ratificamos nuestro compromiso de trabajar por el mejoramiento de su calidad de vida a través de proyectos de acceso a agua potable y mejoramiento de puentes peatonales», les dijo el mandatario.

Esta es una población a dos horas en lancha del casco central de Tumaco.

El gobernador recorriendo el corregimiento.

Al frente queda el primer territorio ecuatoriano, Palma Real, a cinco minutos vía fluvial, por tanto, allí es donde muchas veces van a buscar ayuda cuando tienen emergencias.

Van al suelo ecuatoriano, porque en su distrito es más lejos, más lento.

Es una población de un poco más de 700 habitantes.

Cuando Catherin Gómez, visitó Candelilla de la Mar en noviembre del 2021, Edwin Valencia, uno de los habitantes le habló de las dificultades que pasan allí.

Sitio estratégico, poco atendido

“Las mejores ayudas humanitarias provienen del Ecuador porque cada 3 o 4 años hace presencia el estado sin dar esperanza de nada. Nosotros mismos nos gobernamos”, contaba.

Viven de la pesca y la piangua, una labor artesanal nada fácil tampoco.

Si hay algunos salones para la escolarización, pero insuficientes.

La Armada de Colombia inició con el apoyo de la Embajada de los Estados Unidos de América a finales de 2018 un proyecto, y en agosto del 2021 fue entregado, un nuevo muelle militar de 248 metros de largo.

Sin embargo, esta vía, se construyó «para fortalecer la seguridad marítima y fluvial».

El objetivo era «incrementar los esfuerzos operacionales para contrarrestar el narcotráfico y el accionar delictivo».

Está ubicada a pocos kilómetros de Cabo Manglares, y aunque «es un punto geoestratégico en la defensa de la soberanía de Colombia», las necesidades, son muchas.

Lea también:

«Una deuda histórica», lo que dicen los candidatos presidenciales cada cuatro años para hablar del Pacífico colombiano

 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here