Noticias Cali.

La Hacienda Toledo dice ser propietaria de 30 hectáreas en el Cerro de las Tres Cruces, “que hemos cuidado, tenemos una actividad ecoturística y no permitiremos ni construcciones ni paseos irresponsables”.

Tras el vídeo publicado en TuBarco como una denuncia ciudadana sobre los cercos que se están poniendo en la carretera que permite el paso hacía el Cerro de las Tres Cruces, se encendió un debate sobre de quién es este terreno al que se ingresa desde la zona urbana de Cali pero hace parte del Corregimiento de Golondrinas.

Desde la Hacienda Toledo, que aparece como “la dueña del predio” de 30 hectáreas, responden que no están vinculados al proyecto del Ecoparque que se estaba construyendo.

“Allí tuvieron que parar las obras, que son (supuestamente) de la CVC, precisamente porque es irregular esa intervención”, le explicaron a TuBarco.

“En más de 5 años desde que cambio de dueño, el cerro está mucho mejor para el caminante, incluso más naturaleza, más seguridad, y sobre todo no se volvió a quemar”, eso respondieron en la página de Facebook de este portal, tras una dura discusión entre varios usuarios.

Los ciudadanos exigen que el cerro sea libre, otros alegan que por ser natural no puede tener dueño y unos más, reclaman que no se permitan construcciones de ningún tipo.

Cerro de las Tres Cruces
El cerco que están volviendo a poner, “ha estado ahí hace 20 años, nos lo tumbaron y lo estamos reponiendo”, responden desde la Hacienda Toledo.

Fabián Vidal le respondió a este medio, que es el dueño del cerro, “esto antes era una empresa de mina de carbón propiedad de Benito López, luego pasó a mis manos y aquí no está planteado ni reactivar la mina, ni vender a constructoras ni permitir invasiones”.

Su casa, ubicada en el Cerro Las Tres Cruces, es una construcción de hace unos 70 años, mucho antes de que incluso se urbanizara alrededor de la montaña.

Cerro de las Tres Cruces
Esta casa está en el cerro hace unos 70 años.

Vidal explica además, que ha tenido problemas no solo por intentos de invasión de personas ajenas, sino con la misma Alcaldía de Cali, el Dagma y hasta al CVC.

Lea también:

En el caso de la administración distrital, han interpuesto denuncias, demandas y acciones populares para frenar “intentos de intervención acá en el cerro”.

El vídeo

Fabián Vidal criticó que en el vídeo de la denuncia ciudadana, que publicó Caracol Radio Cali y replicó TuBarco, se diga que está cerrando el paso, porque afirma, “no es así”.

“Aquí no se ha cerrado el paso, porque sabemos que este es un lugar preferido por los caleños para sus caminatas, deporte, lo que estamos haciendo es retomar el cercado que desde hace 20 años existe y que nos habían tumbado. Con él, demarcados la servidumbre (camino/carretera) para que los caminantes no sigan haciendo trochas y generando daños en otras zonas del cerro”, explicó.

Señaló que han recogido botellas, basura, plástico que terminan generando incendios.

Aunque muchos suben con respeto a esta montaña, “sabemos que hay caminantes indisciplinados y que no les interesa cuidar este cerro”.

A quienes habitan en el Cerro de las Tres Cruces y señalan ser los dueños de 30 hectáreas, los señalan de usupar un lugar público y ellos responden que tienen documentos legales que comprueban que es su propiedad.

¿Público y privado hasta dónde?

El ecoparque Tres Cruces – Bataclán es de una extensión total de 542 hectáreas, que en su mayoría para la información pública son terrenos del Distrito y hacen parte de una zona de reserva y protección por el POT.

Sin embargo, desde el 2018 la Hacienda Toledo ha explicado que las 30 hectáreas son suyas y se adquirieron legalmente.

“Nosotros hicimos una compra derechos gerenciales a la familia Toledo Almansa, que llevaba 70 años en la región”, explicaban.

Cerro de las Tres Cruces
Las obras de un ecoparque del que no hay claridad quién lo está construyendo, se pararon.

Su predio lo rodean Las Minas, Altos de Normandía y África, zonas de desarrollo incompleto.

Entre 2018 y 2019 el cerro Banderas, cercano a las Tres Cruces, vivió intentos de invasión y los desalojos dejaron fuertes enfrentamientos.

Desde el Dagma la respuesta siempre ha sido, que la documentación de la Hacienda Toledo es ilegal, y que el antes municipio ahora Distrito Especial “tiene una certificación de la Unidad de Bienes Inmuebles que acredita su posesión”.

Invasiones ilegales en Cali, una verdadera ‘epidemia’.

Sin embargo, falta claridad y muestra de documentos, que además estén avalados.

No ha habido tampoco un fallo o pronunciamiento de un juzgado en el que ha habido la pelea legal.

Cómo nació el barrio Granada

“El barrio Granada, situado de la estatua de Bolívar hacia el norte, fue el primer barrio residencial de Cali, donde se levantarían las más suntuosas residencias de su época. La ciudad solo llegaba hasta el Puente Ortiz y más allá no existía sino la casa de campo de Don Benito López (1890), dueño de toda la loma de las Tres Cruces y sus minas de carbón, la casa solariega de la familia Sarasti en la actual Avenida 6 Norte con calle 13 Norte (hoy Kokorico), la vivienda de Don Zenón Caicedo, donde actualmente existe el barrio Santa Mónica quien tenía allí una fábrica de tejas y ladrillos y la modesta morada de don Epifanio García que explotaba unos chircales en el sitio donde más tarde se construyó el Club Colombia (Calle 13 N con calle 12 N – avenida 8) La casa de campo de Don BENITO comprende hoy en día los barrios Juanambú”, tomado de un texto de Mauricio Estrada.

Desde el barrio Granada se sube hacía el Cerro de las Tres Cruces.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here