Un llanto y un grito a la vida: fue un barón el bebé que ayudaron a dar a luz los Bomberos en Cali

El parto se presentó la noche de este miércoles en el barrio La Primavera.

Noticias Cali.

Siempre que nace una vida hay una celebración en la familia y los seres queridos del nuevo bebé. Más aún, cuando se presenta en condiciones difíciles y en donde son los Bomberos quienes ayudan a dar a luz a la nueva madre.

Una situación de estas se presentó sobre las 8:41 de la noche de este miércoles 23 de febrero en el barrio La Primavera.

En una vivienda del barrio reportaban a una mujer que se encontraba inconsciente.

Cuando los Bomberos y paramédicos llegaron se dieron cuenta que se trataba de una madre de 38 años de edad en trabajo de parto.

El bebé lloró, grito y hubo explosión de felicidad

Luego de varios minutos atendiendo a la mujer, la nueva criatura nació, era un barón que luego del parto, «lo trasladaron al HUV junto con su señora madre, con todo el cuidado que los caracteriza».

Tras el nacimiento de la criatura, desde el cuerpo de Bomberos Cali confirmaron que la parámedica Luceida Castro ya ha traído a varios niños al mundo, «es una experiencia maravillosa que no se compara con ninguna otra».

Felicitaciones para la nueva madre, su familia, el cuerpo de Bomberos y a los paramédicos que como siempre están dispuestos cada vez que los ciudadanos los necesitan.

En el 2021 hubo varios nacimientos en una semana

Fue para finales de julio e inicios del mes de agosto, fueron dos los nacimientos en circunstancias especiales; dos bebes que contaron con la ayuda y atención de policía y bomberos, hoy junto a sus madres se encuentran estables.

En TuBarco les recordamos sus historias.

Camino al hospital

El primer nacimiento ocurrió el sábado 31 de julio, mientras la familia se dirigía a la clínica desde Villagorgona a Cali.

Como no alcanzaron a llegar, tuvieron que realizar el trabajo de parto en el vehículo donde se transportaban.

Con ayuda de los patrulleros de la Policía Nacional y paramédicos de Cali, la madre pudo dar a luz a una niña, quien al principio, «se presentó sin signos vitales».

«Demasiados sentimientos encontrados, es un momento muy emotivo, una vida que viene al mundo y la bebé no respondía, estaba un poco morada y nos sentíamos bastante preocupados por esta situación», mencionó la patrullera encargada del cuidado de la bebé.

El nacimiento en el carro.

Ante esta situación, la patrullera procedió al darle unos pequeños masajes para que la bebé pudiera despertar.

«Mientras coordinábamos con el centro automático de despacho para que nos enviaran una ambulancia, ahí nos llegaron dos ambulancias y nos ayudaron con lo que correspondía con la bebé», explicó el patrullero.

La madre y la bebé fueron trasladadas a la clínica.

Pocos nacimientos se ven así en la calle.

La pequeña Gabriela fue reanimada en la clínica Versalles, donde los policías, orgullosos de su labor, fueron a visitarla con regalos.

Para la patrullera, «es gratificante saber que hay una luz de esperanza que nos acompaña, que nos cobija. Yo creo, firmemente, que son bendiciones que el cielo nos trae», expresó ante las cámaras.

Mientras que su compañero, expresó el orgullo que siente al haber cumplido con su labor y añadió que, «eso es lo que uno añora vivir de estas experiencias».

De madrugada 

El otro caso, se registró este a las 4 de la madrugada de este martes en el barrio Petecuy, oriente de Cali.

Una joven de 15 años de edad, dio a luz a su bebé en su propio cuarto. Los paramédicos llegaron cuando el bebé ya había nacido, y los asistieron, a madre e hijo, para trasladarlos a un centro médico.

Aquí el paramédico con el niño, quien nació de manera espontanea en la habitación de su madre.

Ante esta situación, los paramédicos procedieron a monitorear a la madre, con signos vitales estables.

«Y el menor de edad lo que realizamos fue acabar de atender el parto que fue pinzando el cordón umbilical. Se cortó, se aspiró el bebé, para poder evitar que las secreciones lo ahogaran, se limpió y posterior a esto, se le colocó su ropita y se envolvió en una manta térmica», explicó el paramédico, Santiago Rojas.

Aquí junto a la madre, se encuentran en camino hacia el hospital San Juan de Dios.

Añadió que, «con la mamita se realizó el acompañamiento para que ella expulsara su placenta y seguido de esto, terminar de monitorizarla a ella y al bebé».

Posteriormente, la madre y el niño fueron internados en el Hospital San Juan de Dios, donde «ambos se encuentran estables y buenas condiciones generales», mencionó el paramédico encargado.

Otros de los nacimientos que cautiva a quienes cada día atienden emergencias más tristes, incluso de perdida de vidas y dolorosas.

 

 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here