cali
Noticias Cali

Lo que nació como una idea de negocio para obtener fondos en medio de la cuarentena, se convirtió en su peor pesadilla.

La difícil situación económica que sobrevino con la emergencia sanitaria afectó a millones de personas en el mundo. En Cali, una pareja vive un doble calvario.

Todo nació cuando luego de tener inconvenientes laborales decidieron poner un anuncio en donde manifestaban su deseo de dar en alquiler uno de sus vehículos particulares con la intención de obtener réditos económico.

cali
El vehículo

Fue así, que luego de un par de días después hacer la publicación en redes sociales, fueron contactados por un ‘cliente potencial’.

Cómo se llevó a cabo la estafa

De acuerdo a lo indicado por los denunciantes y su apoderada legal, los estafadores se hicieron pasar como supuestos trabajadores del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar, ICBF.

Quienes según lo expresado a los denunciantes, requerirían el vehículo que sería rentado para diligencias correspondientes a sus actividades laborales.

Fue así como las víctimas, luego de revisar algunos perfiles de personas que les habían contactado, escogieron a los supuestos trabajadores del instituto como los indicados para iniciar el negocio. Sin saber, que serían quienes terminarían estafándolos.

Luego de la respectiva evaluación del cliente, adelantaron un contrato autenticado en notaria por un valor de cincuenta mil pesos por la renta del vehículo.

En ese proceso y luego de varios días de conversaciones, los estafadores lograron convencer a la pareja de que incluyeran otro vehículo que era de su propiedad en el negocio de renta.

Empezaron los problemas

Precisan que las personas con las que adelantaron el negocio les manifestaron que para que el vehículo pudieran ingresar a laborar a la organización, debían consignar una suma de dinero para que el automotor tuviera dicho derecho.

Suma que luego de un tiempo fue entrega como la supuesta ganancia lograda por los días que el vehículo estuvo en alquiler.

Sin saberlo y luego de sentir confianza, las víctimas evaluaron entregar su otro carro e iniciar también el supuesto negocio con este.

No obstante, al sentir que algunas cosas no marchaban del todo bien, decidieron ir a buscar a los ‘clientes’ con los que habían hecho el negocio.

Sin embargo, estas personas ya no residían en el lugar que les habían indicado tiempo atrás.

Fue así, que luego de presentar la respectiva denuncia con las autoridades, pudieron establecer que uno de los vehículos había sido vendido a una compraventa.

De acuerdo a lo indicado por la apoderada legal de las víctimas, la firma y algunos documentos del propietario del vehículo fueron falsificados para lograr la venta.

Teniendo en cuenta ello, manifestó la abogada que a esta fecha el automotor se encuentra en manos de las autoridades, ya que se presentaron anomalías para su compra.

La víctima llegó hasta la nueva residencia de los estafadores

Hoy se volvió viral el video realizado por una de las víctimas en donde denunciaba parte de lo que le había sucedido.

Manifestó que luego de una llamada de un miembro de la policía, llegó hasta la residencia en el barrio Caney en donde al parecer se encontraban los estafadores.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de TuBarco (@tubarco)

En la llamada le indicaron que había otra víctima que había sido estafada bajo es misma modalidad y que su presencia en el lugar podría ayudar con la investigación.

“Estaba la Sijín y la policía, pero ellos no podían proceder, no tenían orden de allanamiento ni nada. Todo quedó allí, seguramente después se puedan volar”, precisó la abogada.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here