La familia realizó una compra por un paquete de viajes a San Andrés 2x1, donde se cobró a cada uno de los 30 integrantes una cuota de 400.000, pero nunca hubo reservas de hotel, ni compra de tiquetes y el agente de viajes, no aparece.

Los denunciantes aseguran haber sido estafados por un hombre llamado J. D. M., quien les ofreció un plan de viajes a San Andrés. Pagaron por adelantado y ahora, el supuesto agente de viajes «no aparece».

Noticias Cali.

Un grupo de 33 personas, integrada por familiares, amigos y conocidos asegura haber sido estafada por Jesús D. M., un supuesto «agente de viajes», que les ofreció un viaje que no se ha realizado y nadie les responde.

Nuevamente, un caso de presunta estafa con viajes. Ya han ocurrido varios, e incluso con investigaciones judiciales en curso.

La familia realizó una compra por un paquete de viajes a San Andrés 2×1, donde se cobró a cada uno de los 30 integrantes una cuota de 400.000, lo que sería un total de 12’000.000 de pesos.

En cambio a la representante de la familia, aquella con la que él siempre estuvo en contacto, pagaría dos cuotas de un millón en los respectivos días 13 agosto y 12 de septiembre del 2021.

De acuerdo con los denunciantes, el viaje se realizaría el 11 de Octubre y hasta el día de hoy, no tienen respuestas por parte del supuesto «agente de viajes».

Historia de una estafa

«El señor se conoció a través de una publicación que realizó una persona de la iglesia que conocía mi mamá», dijo un denunciante, hijo de su principal víctima.

El hombre quien le dio la referencia le aseguró que, «el señor manejaba muchas promociones económicas», palabras que convencieron a la señora.

A raíz de esta recomendación, se contacta al señor Jesús D. Márquez St., un agente de viajes, quien le ofreció, en primer lugar, un paquete para viajar a San Andrés por un valor de 3’100.000.

Este viaje se realizaría a través de una empresa.

Les pidió documentos, manejar todo vía virtual y depositos o transferencias bancarias.

Pero de enseguida, la solicitante empieza a contarle a otras amistades y miembros de la familia, quienes expresaron su interés en viajar al caribe colombiano.

Ante estas razones, ella le informa al agente sobre la integración de más personas a lo que él empieza a ofrecer una serie de distintas promociones.

Al final, le ofrece realizar un viaje a manera empresarial, ya que la señora posee un negocio virtual de golosinas.

Además, le pidió llevar el proceso de manera virtual, pues según él, tuvo que cerrar el local que tenía en Unicentro debido la pandemia.

«El señor nos pidió toda información de identificación para iniciar el proceso y nos indicó que los pagos se deben realizar en dos cuotas», relató una primera persona con la que él tuvo contacto, pero prefiere no compartir su nombre.

La primera se debía pagar en agosto 13 de este mismo año y la segunda, el día 12 de septiembre para completar un monto de dos millones de pesos. Asimismo, el proceso se llevó a cabo con cada familiar, esto significa que, al final, resultó ser un monto de 12’000.000 de pesos.

Ya efectuado el pago, el agente prometió conseguir tiquetes con la agencia LATAN y realizar reservas en el Hotel Tunia para el 11 de octubre al 16 del mismo mes.

También prometió que se reuniría con la familia el 4 de Octubre en la ciudad de Cali, reunión a la que nunca se presentó.

Los había «estafado»

El 4 de octubre, fecha en la que tenían acordado reunirse, el señor J., «brilló por su ausencia», a pesar de haberles avisado que se encontraba en camino.

No obstante, les informó que lo esperaran durante el transcurso de la semana, caso que, según los denunciantes nunca sucedió.

«El señor Márquez dijo que se iba a reunir con mi mamá una semana antes del viaje y pues no llegó ese día. Dijo en toda la semana que ya venía, nunca llegó. Llegó el día 9 de Octubre, él avisó que ya venía para Cali, ya a las 5 de la tarde avisó que venía por Tuluá y a las 6 de la tarde, fue la última vez que se tuvo contacto con él», puntualizó el denunciante.

A partir de este momento, «el señor se desapareció».

Las personas se contactaron con la persona que lo recomendó desde un principio, y ella dijo que no le contestaba.

También se contactaron con la empresa LATAN para preguntar sobre la reserva, sin embargo, ellos respondieron que nunca hubo registro de una reserva realizada al nombre de la denunciante.

Hasta ahora, la única información que tienen de su paradero es que se encuentra Santa Marta, vendiendo pasajes.

«Ya lo denunciamos ante la fiscalía», mencionó una de las denunciantes.

«Lo que queremos es que nos devuelva la plata», demandó.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here