Según la imagen y el reporte que se ha vuelto viral en redes sociales se aprecia una factura en la que a la que a clientes les cobraron $400.000 por una botella de aguardiente.

Las denuncias por presuntos abusos en cobros de comidas y servicios siguen presentándose.

Noticias Caribe.

Facturas con elevados precios por consumo de comida, licor o servicios en playas de sitios turísticos como Cartagena siguen siendo el pan de cada día.

Recientemente hubo reportes por situaciones similares en Barú y ahora el episodio se habría desarrollado en un establecimiento comercial.

Según la imagen y el reporte que se ha vuelto viral en redes sociales se aprecia una factura en la que a la que a clientes les cobraron $400.000 por una botella de aguardiente.

$20 mil por una bebida energizante, la misma cifra por dos sodas y $40.741 por propina, algo que ha sido catalogado como «un total abuso».

En total la cuenta era de $480.741.

en cartagena
La factura publicada

Tras la publicación de la imagen muchos internautas opinaron sobre la situación, realizando comentarios como:

  • «Por eso es bueno preguntar el precio primero»
  • «Dramas de traquetos de vereda»
  • «Por eso se debe averiguar primero el precio de los artículos antes de consumir o comprar. Con estos costos alejan a los turistas«
De $240 por sentarse en una playa al servicio de $120.000 cobraron a turistas

Un episodio similar se registró a inicios de julio, en donde las denuncias por presuntos abusos en los precios en sitios tan turísticos y apetecidos como Barú, en Cartagena, donde turistas denunciaron que les cobraron $250.000 mil pesos «en servicio por sentarse en una playa pública».

No fueron los únicos, otra familia caleña que fue a la capital de Bolívar a descansar unos días, tuvo que pagar $120.000 por el mismo concepto: servicio.

en cartagena
Las denuncias durante estos tres puentes festivos por «cobros abusivos» en playas de Cartagena.

«Servicio y trabajo para los …», dice la factura.

Además de las limonadas de coco cada una $45.000 o la Coca Cola litro a $20.000, que para muchos es una exageración, les cobraron en Playa Blanca, lo del servicio de atención.

Y denunciaron que les ocurrió lo mismo que a otro les ha pasado, «cuando van a cobrar la cuenta llegan varios hombres buscando intimidar en modo amenazante y al parecer no hay quien regule eso».

Por eso, muchos no denuncian directamente en la playa, «porque además no hay autoridades con quienes hablar», sino que optan por publicar en redes sociales sus historias y facturas, una vez ya han salido de estas playas.

Para muchos, es cuestión de preguntar, para otros, se trata de un problema de años «para el que no ha habido regulación ni controles».

Muchas familias optan por ir a paseos en estas playas, pero terminan consumiendo pescados de hasta $90.000 mil pesos y limonadas por encima de 40 y $50.000, y en la playa, no en restaurantes, donde muchas veces, es mucho más económico.

 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here