empresa de seguridad hurto de armas Cali
El alcalde está reunido con encargados de la empresa.
Noticias Cali.

El alcalde se movilizó hasta el sitio en el sur de Cali, luego de un consejo de seguridad extraordinario, evalúan protocolos de seguridad y manejo de las armas en el lugar.

“Me parece inaudito que una empresa de seguridad no cumpla los más exigentes requisitos de seguridad cuando tiene un armamento como el que ha sido robado”, así fue el regaño público del alcalde a la empresa de seguridad Colviseg, que fue asaltada el miércoles en la noche.

Ladrones llegaron disfrazados de guardas de seguridad e ingresaron al sitio.

Se llevaron más de 20 armas de fuego, revólveres y pistolas de alto calibre, además de municiones. “Son de calidad de industrial

Jorge Iván Ospina informó que pedirá a la Superintendencia de Seguridad que revise cómo funciona la empresa, ubicada en el barrio Santa Anita.

La Policía Metropolitana, Fiscalía y el Ejército Nacional están alertas aante este hurto.

“Son 20 armas de fuego que ya están en la calle”, indicó el alcalde. 

El alcalde se movilizó hasta el sitio en el sur de Cali, luego de un consejo de seguridad extraordinario. Se definió ofrecer una recompensa de hasta 50 millones de pesos para quien de información sobre los ladrones y dar con las armas.

Además, pasadas las 11:45 a.m., el mandatario y demás autoridades, se reúnen con encargados de la empresa que sufrió el hurto.

 Noticia relacionada:

Ladrones hurtaron de 20 armas de fuego de una empresa de seguridad en Cali

Desde la Policía se informó que, “no podemos entrar a detalles del caso”.

Hasta ahora se conoció que no hubo forcejeo para ingresar a la empresa, los vehículos sospechosos a esa hora están identificados, “y el material hurtado está debidamente inventariado”.

Desde la Policía informaron que no hubo forcejeo para ingresar a la empresa, y que el material bélico hurtado está inventariado.

No se dieron más detalles de manera oficial,

Según un reporte extraoficial, los ladrones llegaron vestidos como guardas de seguridad, bajaron de un carro blanco e ingresaron a la empresa, ubicada en el barrio Santa Anita, y terminaron llevándose armas: pistolas y revólveres.

Ahora lo que investigan es si los uniformes lograron obtenerlos desde adentro de la empresa, o si los falsificaron tras seguimiento que habrían hecho a los trabajadores e inteligencia a la empresa.
Las armas hurtadas tendrían que estar todas debidamente registradas con sus números seriales.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here