Cuando fueron a robarla a ella, él le reclamó a los delincuentes, aún así les quitaron las pertenencia, pero le hicieron un tiro a ella, y a él, también le dispararon pero en la cabeza.
Noticias Cali.

“Que esto no quede impune como ha ocurrido con otros casos, esto no puede seguir pasando”, es el reclamo de sus familiares en Cali.

Este martes el cuerpo de Rubén Perdomo I., el joven a quien mataron por robarlo en Cristo Rey, estaba en Medicina Legal y hasta casi las 5 de la tarde no había sido entregado a su familia, a esa hora, le explicaron a TuBarco, tampoco ninguna autoridad de Policía, Fiscalía o de la Secretaría de Seguridad y Justicia habían establecido contacto con ellos, que siguen sin respuestas claras.

Su hermana Johana, le dijo a este portal, que exigen justicia.

“Que esto no quede impune como ha ocurrido con otros casos, esto no puede seguir pasando”, lamentó.

Era mensajero

Rubén tenía 21 años de edad, tenía un hijo de 3 con quien frecuentemente compartía.

El lunes festivo habló con Johana temprano, discutían sobre que él iba a buscar un trabajo fijo con mejores condiciones. Era mensajero pero independiente, y hacía oficios varios, arreglos en casas y otras tareas.

Siempre, contaron, trataba de estar ocupado y ganarse su sustento honradamente.

Vivía en Ulpiano Lloreda, “era un joven tranquilo, más bien callado, trabajador”.

Tras esa conversación, él dijo en la casa que no le guardaran comida. Que saldría con su novia.

Y así fue, la pareja se encontró y decidió subir al cerro Cristo Rey, quería pizza, pero antes de llegar al restaurante decidieron parar en el mirador a tomarse unas fotos. Allí los abordaron dos sujetos armados.

Uno les apuntó y el otro les quitaba las pertenencias.

Cuando fueron a robarla a ella, él le reclamó a los delincuentes. Eran jóvenes, groseros y terminaron incluso, disparándole en los pies a la joven. “No la hirieron”, pero generó que cuando Rubén trató de agarrarla y protegerla, le dispararan, una de las balas en la cabeza.

Cayó al piso, herido, pidiendo ayuda.

La joven en medio de la desesperación y sin celulares, corrió a pedir auxilio. Los demás visitantes de la zona no dudaron en socorrerlos, subieron a Rubén a un carro y se fueron a la clínica. Pero él murió.

Inseguridad

“No hay policía en la zona”, denunciaron quienes llegaron el lunes festivo al lugar.

Estuvo cerrado hasta medio de este 11 de enero y desde el pasado viernes, pero el acceso al monumento, los restaurantes pudieron abrir en horas de la tarde cuando terminó el toque de edad y las quejas son, por falta de patrullaje.

“Ni siquiera porque había restricción para subir al cerro, se vio a la policía mucho por acá”, denunciaron.

Cuando van subiendo a comer pizza, de caminata o pasear un rato en uno de los cerros emblemáticos de la ciudad, “se ven grupos de personas, cinco, siete, hasta ocho y no se sabe qué hacen ahí”.

La Policía Metropolitana de Cali no ha brindado más detalles de este caso de homicidio ocurrido el lunes festivo.

En Cali en los primeros 12 días del 2021 han ocurrido más de 20 homicidios, varios de ellos en medios de casos de hurtos.

Según el informe oficial de seguridad y convivencia, hasta este 11 de enero iban 33 casos. Este martes en la mañana hubo tres homicidios más de un tiroteo registrado en la Galería Alameda.

Esto, a pesar de que en la capital del Valle, siguen las restricciones de movilidad a los ciudadanos con toque de queda, ley seca nocturna que se retomó el lunes festivo en la noche, y de puente de Reyes con una especie de cuarentena que empezó el viernes en la noche y terminó este 11 de enero al medio día.

Otras noticias 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here