Carlos Soler, secretario de Seguridad y Justicia de Cali aseguró que el hombre vive en Palmira «se dedica a la agricultura», que «años anteriores tuvo problemas con las autoridades y estuvo a punto de ser extraditado», dijo.

Noticias Cali.

Durante el reciente fin de semana en Cali se conoció un indignante caso de maltrato y agresión contra una mujer por parte de un sujeto.

El hecho no solo generó indignación local, sino que ya escaló las esferas directas con la Fiscalía General de la Nación.

Por el paradero del sujeto, el alcalde Jorge Iván Ospina confirmó este fin de semana que se ofreció una recompensa de al menos $5 millones.

«Tenemos que construir una sociedad en donde se respete a nuestra mujeres, en Cali trabajamos por una ciudad segura para nuestras mujeres y niñas. Condenamos enérgicamente esta agresión y ofrecemos una recompensa de hasta 5 millones para quien nos de información de este salvaje», había publicado en Twitter el mandatario local tras conocerse los hechos.

Su identidad y paradero eran desconocidos, sin embargo en las últimas horas el secretario de Seguridad y Justicia del Distrito, Carlos Soler Parra, reveló sabía quién era, dónde vivía y que fue denunciado ante la Fiscalía.

Identificado y Denunciado

Desde la Secretaría informaron que luego de las instrucciones dadas por el alcalde Jorge Iván Ospina y en cumplimiento del artículo 67 del Código de Procedimiento Penal vigente, se había realizado la denuncia formal contra el señor Mauricio M. R. «por el presunto delito de lesiones personales agravadas».

Noticia relacionada:

Que de acuerdo a la denuncia presentada por las autoridades, «delito constitutivo de violencia basada en estereotipo o prejuicios de género«.

Sobre el sujeto, las autoridades revelaron vive en Palmira y «se dedica a la agricultura».

Además, Soler precisó que «años anteriores tuvo problemas con las autoridades y estuvo a punto de ser extraditado«.

«No la trató como un ser humano racional»

Para la Alcaldía del Distrito de Cali la denuncia se presenta porque teniendo en cuenta los elementos conocidos a través de los vídeos publicados en redes sociales es imposibles «pasar desapercibida la correspondencia existente entre entre los comportamientos desplegados por Mauricio M. R. y los parámetros normativos que prohíben la discriminación proscriben la tortura y que definen la violencia contra la mujer, en general, y la violencia psicológica, en particular».

Indicaron que según las pruebas, Mauricio no trató a la mujer «como un ser humano racional, libre e igual sino como un objeto, como un cosa sobre la que podía ejercer el derecho de propiedad y disponer a su antojo (…)».

  • «La denigró, humilló, la irrespetó, la insultó y finalmente la golpeó«.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here