Este jueves en el centro hubo hasta persecución a quienes pretendían ‘escapar’.

Noticias Cali.

Cali a lo largo de su historia estuvo marcada por el civismo, ciudad en la que se hacía fila, había respeto por vecino y la cordialidad era un tema constante; sin embargo lo que se vive hoy día está muy lejos de lo que acontecía en el pasado. Una de esas situaciones se ve todos los días por la invasión del carril exclusivo del MIO.

Nadie lo respeto y la situación es «cosa de todos los días», como dicen varios internautas.

En octubre del año anterior por ejemplo en la estación Álamos del MIO terminó sufriendo daños porque un camión colisionó con parte del techo.

En esos días también reportaban que a la altura del Puente de los Mil Días una caravana fúnebre detuvo la movilidad y transitó por el carril del solo bus.

En la zona había un agente de tránsito, no pudo hacer nada; solo un ejemplo de lo que se vive todos los días.

Y durante la mañana de hoy a través de redes sociales otra invasión era reportada, en medio de un operativo de tránsito.

Tal fue el despelote que hasta varios agentes se vieron obligados a poner sus motos frente a vehículos particulares para evitar huyeran.

Se metió en medio de los buses por el carril del MIO

Cali «está invivible», o «que desorden de ciudad» son parte de los comentarios que a diario se leen en redes sociales, en grupos de WhatsApp, comentarios en conversaciones en la panadería, el supermercado en la esquina del barrio, la gente parece sentirse agobiada por lo que ocurre día a día, desde los problemas de movilidad que pueden incluir a un motorizado en el carril del MIO y que casi muere atropellado por los buses, hasta las peleas de vecindarios por tenencia de mascotas.

En el caso del carril exclusivo del MIO, la invasión que hacen con taxis, motos, bicicletas, hasta busetas y carros particulares se complicó en el último año.

Situaciones tan extremas como que un motorizado quede en medio de dos buses y este a punto de ser atropellado, sí ocurren.

En zona céntrica de Cali, ocurrió esta escena: se metió en el carril exclusivo, un bus parado e iba llegando el otro y quedó en medio. 

Al final, para evitar terminar debajo de alguno de los automores, le tocó bajarse y sacar la moto.

Luego, esperó tras los dos buses azules a que cambiaran el semáforo.

La invasión al carril del servicio de transporte masivo de occidente, que está demarcado como exclusivo, tiene sanción. Supera los $500.000, la multa. «Ni así aprenden», dicen usuarios en redes.

No solo estas escenas, «llega uno a comprarse un par de zapatos y están dos tipos a punto de darse puñaladas», eso ocurrió en el centro, y en otro punto, un motorizado dandóle una nalgada a un agente de tránsito.

 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here