Javier Córdoba y Walner Vélez explican la importancia de las huertas y su practica.

Huertas urbanas y comunitarias el ‘Sendero del Aguacate’ y Brisas de un Nuevo Amanecer entre las iniciativas más llamativas, también avanzan las del Plan Jarillón.

Noticias Cali.

En la Cali se está fomentado una nueva iniciativa, para enfrentar fenónemos como el alto precios de las verduras y frutas, el hambre y hasta para frenar la violencia entre jóvenes en las comunidades, las huertas urbanas y comunitarias, varias de ellas, ya han avanzado, algunas requieren apoyo institucional.

Las prácticas de la agricultura urbana cada vez toman más fuerza en las ciudades.

Plantar semillas y o también verduras en huertas comunitarias con el fin de aprender y socializar, sobre la importancia del trabajo en la tierra.

#TuBarco y Compromiso Valle a través de la Escuela de Periodismo Ciudadano, encontraron algunas de esas huertas: El Sendero del #Aguacate y Brisas de un Nuevo Amanecer.

Brisas de un Nuevo Amanecer.
¡El sendero del #Aguacate!

De un árbol nació ‘El sendero del aguacate’

Liz Minotta habló con el fundador de ‘el Sendero del Aguacate’, Javier Córdoba, quien un día decidió sembrar un árbol y ahí empezó su camino por esta huerta.

Desde hace 5 años, Córdoba en compañía de su madre, Ines Cardozo y su compañera sentimental; Kathlin Guitérrez, fundaron este sembadrío de plantas y frutas.
Javier comenta que al perder su mascota decidió plantar un árbol en memoria de este, llevándolo a continuar con esa práctica.
De allí partió la iniciativa de la huerta urbana un proyecto que inició como idea propia junto con sus familiares, pero que hoy es reconocida por la comunidad y proyecta crecer y replicarse.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de TuBarco (@tubarco)

Huertas, para alimentos «más libres de contaminación»

Para Javier la intención es mostrar cuál es el poder de la semilla nativa, ya que por medio ella se puede obtener productos saludables.

Dice estar en contra de la semilla transgénica puesto que «posee ciertos grados de contaminación que pueden generar enfermedades». Desde su autogestión a logrado realizar talleres e invitación a la comunidad a realizar este tipo de practica.

Finalmente Javier invita a las personas que creen sus propias huertas en los hogares con el fin de tener alimentos 0 contaminados y para el consumo.

Dejando un mensaje para la comunidad: «La huerta le da vida a lo que nos da vida».

Brisas de un Nuevo Amanecer

Así mismo, desde la Escuela de Periodismo Ciudadano nos muestran la huerta de Walner Vélez, en Brisas de un Nuevo Amanecer, en la Comuna 21 de Cali.

Walner, explica cómo es la siembre de semillas y verduras en este espacio natural cerca al río Cauca.

Tuvo que incluir un proceso de recogimiento de agua para poder rociar lo que se ha cultivado.

Gracias a la lluvia y tanques de agua, se puede recolectar cierta cantidades para poder almacenarla y así utilizarla por medio de una pluma para el uso constante.

Dice que las huertas son unos lugares de tranquilidad donde se aprende una parte muy pequeña sobre la agricultura, pero que por más pequeña que parezca «deja huella».

Invitación a la comunidad

Walner invita a la comunidad a que no haya más violencia, que predomine la practica en las huertas y así poder tener una mejor vida.

También que se enseñe mucho más sobre agricultura con el fin de resaltar su importancia, y de dónde vienen los alimentos.

El mensaje que deja es: «Menos escombros mas huertas».

Y es que en la zona donde está consolidando este sembadrío urbano, hay estigmatización, «Desepaz no es solo violencia, y el jarillón del río Cauca no es solo escombros y basuras, hay que protegerlo».

Recursos

Ninguno de los dos creadores de estas huertas reciben ayuda del gobierno o la alcaldía, en el caso de ‘El sendero del aguacate’, no la pide pero si cree necesario que la administración se interese por estos proyectos comunitarios.

En el caso de Brisas de un Nuevo Amanecer, Walner si pide apoyo institucional, para que la huerta crezca, poder involucrar a jóvenes y más personas y crear un plan educativo en la zona que pueda replicarse.

Piden si, que haya capacitaciones o enseñar a las personas a que existe es tipo de practica para poder obtener sus propios alimentos, crear comunidad y brindar herramientas a jóvenes  y niños que ayude a alejarlos de la violencia.

El jarillón, ahora tiene huertas

En el mismo Plan Jarillón que ha recuperado varios kilómetros de la zona de protección del río Cauca que habían sido invadidos, ya ha construido huertas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here