taxis día sin carro
En la jornada sin carro, podían circular taxis, busetas, MIO, motorizados con permisos opor excepciones, entre ellos, domicilios. La expectativa de "mejores ventas", fue muy alta y no hubo tanta demanda.

En la jornada del día sin carro, podían circular taxis, busetas, MIO, motorizados con permisos opor excepciones, entre ellos, domicilios. La expectativa de «mejores ventas», fue muy alta y no hubo tanta demanda.

Noticias Cali.

«Esperábamos que el trabajo mejorara hoy, pero hasta ahora no», y ya era pasada la 1 de la tarde, eso respondieron varios taxistas cuando se les consultó cómo les estaba yendo en la jornada del Día Sin Carro y Sin Moto.

Circularon miles de taxis, pero la jornada no estuvo como se tenía expectativa.

Algunos dijeron que si  habían podido hacer varias carreras, pero la mayoría señalaron que no había tanta gente en la calle como se esperaba.

La jornada se cumplió entre las 7:00 a.m. y 7 de la noche este jueves 22 de septiembre.

Podían circular taxis, busetas, el MIO, motorizados con permisos por excepciones, entre ellos, domicilios.

Más de 12 mil taxis estuvieron circulando por Cali, pero la mayoría de carreras las tuvieron después de las 4:30 p.m.

Hasta ahora no hay un balance oficial desde el gremio durante la jornada, lo comprobado en las calles es a diferencia de otras fechas no había tanta gente parando taxis.

Muchos salieron en bicicletas, caminaron, se movieron en busetas o hasta usaron el MIO quienes frecuentemente no lo hacen, sin embargo, este servicio tuvo la demanda esperada.

Además de otros problemas de orden, como el sujeto que se metió con cuchillo a robarse un extintor, hubo quejas porque igual hubo demoras en algunas rutas, especialmente hacia el oriente y norte.

No hubo demanda

El sistema tampoco tuvo la demanda esperada, es decir, no hubo colapso por llegada masiva de usuarios.

Esto pudo deberse a que, muchos trabajadores terminaron en home office, sus empleadores decidieron que trabajaran desde casa, para evitar precisamente, traumatismos.

Para el caso de los domicilios, tampoco hay un balance oficial, pero el servicio tampoco tuvo la demanda esperada.

En varios puntos se vio a domiciliarios que estaban autorizados a circular, esperando pedidos.

«En días normales pues uno viene y espera acá, pero van saliendo los pedidos de manera frecuente», señaló uno de ellos apostado en una estación de servicio en el norte de Cali, pero este jueves fue diferente, «llevamos como dos horas acá esperando».

El aguacero y tormenta que cayó después de las 3 de la tarde y se mantuvo por más de una hora, también complicó la situación en medio del día sin carro.

De interés:

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here