Esta fue una caída accidental, pero este mismo domingo bomberos y policías, lograron persuadir a un joven que amenazaba su propia vida en un conjunto residencial de la ciudad.

Esta fue una caída accidental, pero este mismo domingo bomberos y policías, lograron persuadir a un joven que amenazaba su propia vida en un conjunto residencial de la ciudad.

Noticias Cali.

Este domingo los bomberos de Cali entre todas sus emergencias tuvieron dos incidentes, que involucraron rescates por caída accidental de altura y un joven que intentó lanzarse de un tercer piso.

En este caso, varias personas grabaron vídeos del joven en el balcón de su apartamento, y los publicaron en redes sociales.

Reparaba el techo y se cayó

Uno de los reportes fue esta noche, cuando un hombre que estaba reparando el techo de su casa, se cayó.

La caída fue de aproximadamente 4 metros de altura, «a la valoración presenta trauma craneoencefálico severo y trauma en clavícula derecha», indicaron.

El hombre de unos 40 años de edad, tuvo que ser trasladado «a centro asistencial por nuestros paramédicos de Bomberos de Cali».

Ocurrió en el barrio Bella Vista.

Lograron persuadirlo

En otra emergencia registrada en horas de la mañana, bomberos y policía fueron alertados sobre un intento de suicidio.

Un joven se asomó al balcón de su apartamento en un conjunto residencial, y ahí estuvo por más de una hora. Había expresado que se lanzaría desde esa altura.

Sin embargo, tras varios minutos de hablar con el joven, uno de los policías logró convencerlo de entrar a su casa.

Ante este tipo de situaciones, las autoridades piden prudencias a los testigos, «hay que evitar exponer a las personas en las redes sociales en medio de estas circunstancias». La salud mental se está viendo seriamente afectada, y se necesita del apoyo colectivo para salir adelante, advierten expertos.

El joven quedó con su familia, de quien se espera pueda brindarle el apoyo psicológico que requiera.

Y si de altura se trata, los bomberos tuvieron que subirse a su máquina de rescate en el barrio Olaya Herrera, para salvar a un paciente en particular: una iguana.

El animal al parecer cayó de las ramas de los árboles y quedó entre cuerdas de servicio telefónico y el temor, era que tocará las de energía eléctrica.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de TuBarco (@tubarco)

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here