Doble Rueda dando sus primeros pasos
'Doble Rueda' es un joven que soñaba con ser deportista, pero una "patada" lo dejó paralítico. Hoy inspira a otros para recuperarse.

‘Doble Rueda’, como le dicen de cariño, soñaba con ser deportista, pero hoy inspira a otros para recuperarse y seguir adelante, pudo levantarse de su silla de ruedas.

Noticias Cali.

A ‘Doble Rueda’, como le dicen de cariño a Holguín Torres, una lesión lo dejó sin movilidad en su cuerpo y dependiendo de una silla de ruedas, «todo por una patada», cuenta, pero aunque le dijeron que no volvería a caminar, hoy es ejemplo de recuperación y rahabilitación física.

Doble Rueda dando sus primeros pasos
Ya son casi 2 años de recuperación de Doble Rueda.

Hoy hace parte de un centro de rehabilitación, en el barrio San Fernando Viejo, como paciente y como profesor.

Todos lo días llega para ayudar a otros a recuperar su movilidad corporal.

Una patada le cambió la vida

No fue la típica «patadita» de la buena suerte, afirma. Mientras un partido de fútbol transcurría normalmente, un rival le fracturó el peroné.

Cuenta que el dolor era fuerte, pero estaba joven y con ganas se ser profesional, por eso no pensó que era necesaria una atención mayor.

Doble Rueda, en su proceso médico de recuperación.

En su club, le drenaron la hinchazón y lo trataron de manera ambulatoria. Así pasó varios días hasta que el dolor fue insoportable. El «aspecto del golpe» empeoró y cuando llegó a la clínica, todo se había salido de control.

Una infección provocada por la sangre acumulada en su lesión le paralizó el sistema nervioso dejando su cuerpo paralizado.

«Eso fue como pelar varios cables, que hagan un corto y se quede sin energía todo el cuerpo», narra Doble Rueda.

Los médicos no le dieron esperanza de volver a caminar, estaba en una silla de ruedas sin esperanzas incluso, «de seguir viviendo».

Una patada lo dejó en silla de ruedas y hoy se recupera junto a sus amigos.

«Para mi fue muy duro, fue como si el mundo se me hubiera acabado», dice con cierto halo de tristeza al recordar esos días.

Su vida cotidiana cambió totalmente, pasó de caminar, correr, bailar y jugar fútbol a «depender» de una silla de ruedas.

Incluso funciones tan básicas como ir al baño o comer se volvieron imposibles para Doble Rueda. «Es como si el mundo se te acabara».

Seguir adelante…

Sin embargo, Doble Rueda no se conforma, ha estado buscando la manera de incorporarse a la vida nuevamente y con ganas, dedicación y convicción lo está logrando.

Ya no usa pañal, vive solo y trabaja ayudando a otras personas a recuperar su movilidad con terapia física y apoyo emocional.

«Ha sido un proceso muy intenso», pero ya esta viendo sus resultados y hoy con ayudas está dando sus primeros pasos.

Con la ayuda de un caminador como si fuera un bebe celebra esos primeros pasos después de un largo proceso de recuperación.

Primeros pasos de Doble Rueda.

Se le ve con una gran sonrisa, siempre dispuesto a orientar a sus compañeros de recuperación, saludando, riendo y orientando a quienes están en el proceso.

Con fe y terapias doble rueda se recupera.

«Hoy solo pienso en ayudar a otras personas a recuperarse porque con fe, terapias y mucha convicción es posible superar cualquier obstáculo», dice.

Ese es el mensaje de Doble Rueda, un joven que a diario lucha para contagiar de esperanza a personas con movilidad reducida.

«Aquí no solo se recupera el movimiento del cuerpo, aquí la gente recupera la vida».

Conozca también más de Compromiso Valle.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here