Los voluntarios que visitan la ciudad y vinieron desde Bogotá, ingresan hasta las zonas donde viven quienes no tienen casa y construyen cambuches.
Noticias Cali.

Los voluntarios que visitan la ciudad y vinieron desde Bogotá, ingresan a las zonas donde viven quienes no tienen casa y construyen cambuches, hasta amoblados, así sea, debajo de los puentes.

Hace pocos días los habitantes de calle le están contando sus historias de vida, incluso algunos mostrando sus talentos; sus vicisitudes, necesidades y dolores a un grupo de hombres y mujeres que con un chaleco que los identifica como el Banquete del Bronx; guantes, libretas y mucha voluntad, llegaron a Cali para atender a todos los que puedan y canalizar atención institucional a otros.

Se encontraron con Luis, el hombre sin piernas y que necesita una silla de ruedas y por lo menos un colchón, porque duerme en una maleta.

También encontraron a una adulta mayor que no conoce un centro comercial y pasa sus días entre El Calvario y el centro, con su fiel compañera, una perra mestiza que no la deja sola un segundo.

Un narrador de fútbol, hincha del América de Cali, pero que muchos creen, tiene suficiente talento para encontrar una nueva oportunidad de vida.

Banquete del Bronx
carlos, narra fútbol y para muchos, tiene talento.

Él, si bien cayó en la habitancia de calle por consumo de alucinógenos, trabaja con reciclaje y oficios varios. Y construyó su casa debajo de puente.

La ha ido amoblando y allí comparte espacio con otros hombres igual, sin techo no oportunidades labores.

Viven en toda la entrada del puente de control de la Villanueva (Poblado), oriente de Cali.

Voluntarios y necesitan apoyo

La Fundación del Banquete del Bronx nació en Bogotá, para tratar de ayudar a quienes se perdieron entre drogas, delincuencia en las llamadas ollas del Bronx, El Cartucho y otras zonas críticas.

Si bien nacieron con una idea inicial de dar alimentos, la realidad en las calles los llevó a atender otros problemas: de salud, vivienda, oportunidades y reintegro a la sociedad.

Banquete del Bronx
Los voluntarios que visitan la ciudad y vinieron desde Bogotá, ingresan hasta las zonas donde viven quienes no tienen casa y construyen cambuches.

Han recorrido varias ciudades que lamentablemente, comparten zonas críticas de consumo de drogas e indigencia.

Para el Banquete del Bronx, quienes habitantes en las calles «son igual de importantes y merecen atención».

El microtráfico ha sido el principal motor de la delincuencia y la decadencia en algunos puntos de los barrios Sucre y El Calvario en el centro de Cali, allí las historias de hombres y mujeres perdidos son muchas, desde Luis que no tiene piernas y duerme en una maleta, hasta el exabogado o la que fue profesora y terminaron en la calle consumiendo drogas.

Un problema de ciudad

Hasta mayo del 2020, la Alcaldía de Cali había logrado censar a 4.794 habitantes de calle; 574 eran mujeres.

  • 24.2%, jóvenes entre 14 y 29 años
  • 65.0%, adultos entre 30 y 59 años
  • 10.8% es de adultos mayores de 60 años.

Aunque pocos son los niños, niñas y adolescentes en la calle consumiendo y durmiendo, en estas zonas llamadas ‘ollas’ si viven cientos de menores.

La Comuna 3, según ese censo, “es la que presenta mayor concentración de habitantes de calle con un porcentaje del 28.2%, principalmente en los barrios El Calvario, San Bosco, San Pascual, El Piloto, San Pedro y Santa Rosa”.

Más de 4 mil habitantes de calle

Si bien en el centro de Cali están los puntos más críticos, porque el consumo es en vías públicas, de manera permanente y el delito de microtráfico es el día a día, muchos habitantes de calle han ido a parar a otras zonas de la ciudad.

Se han ubicado en zonas gastronómicas, turísticas donde puedan obtener ayudas, comidas, y espacios para dormir sin tener que pelear con otros en su misma condición.

Un panorama nada nuevo en el centro de Cali, hace años se vienen denunciando la alta presencia y el riesgo que significan esas calles.

Sin embargo, las intervenciones de la Bienestar Social de la Alcaldía, Policía y hasta organizaciones particulares como Samaritanos de la Calle son insuficientes.

Le sugerimos leer:

Droga, sexo y abuso sexual en medio de sus propias heces, orina y basura: la “casa olla” que van a demoler en Cali

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here