llano verde

De acuerdo a los defensores de las víctimas, el acusado Gabriel Alejandro Bejarano «había negociado» una pena «equivalente a treinta y ocho años de prisión».

Noticias Cali.

La masacre que se registró el pasado 11 de agosto del año 2020, en donde 5 menores de edad fueron asesinados en el barrio Llano Verde, en el oriente de Cali ha tenido un cúmulo de situaciones que aún no se resuelven.

La versión de que Gabriel Alejandro Bejarano alias ‘El Mono’ fue el que mató a los menores es la que se sigue manejado.

Él les disparó y los hirió con arma blanca, sus dos cómplices que fueron capturados primero y están presos lo siguen sosteniendo.

Sobre el crimen, Elmer Montaña, abogado de las familias de las víctimas, ha informado a lo largo de la investigación que los acusados “los hicieron colocar de rodillas y puestos en estado de indefensión, torturaron de la manera más cruel a dos de ellos y después los asesinaron”.

Razón por la cual la Fiscalía los acusó de «homicidio agravado, en concurso homogéneo por el mismo delito, y en concurso con el delito de porte ilegal de armas de fuego”.

Lo que de acuerdo al abogado, daría para que recibieran una pena correspondiente a 60 años de prisión.

Sin embargo dicha situación pareciera está lejos de suceder.

Los beneficios pactados

En las últimas horas se conoció un comunicado de los apoderados de las familias de los menores.

Donde manifestaban acerca del preacuerdo entre la Fiscalía y el acusado Gabriel Alejandro Bejarano, alias ‘El Mono’.

El preacuerdo establecido, según lo informado por los abogados indicaba lo siguiente:

  • Por uno de los homicidios agravados, cuatrocientos meses.
  • Por los otros cuatro homicidios agravados, cuarenta y ocho meses en total.
  • Por los dos portes ilegales de armas ocho meses en total.

«Quedando una pena total equivalente a treinta y ocho años de prisión», a lo que se opusieron de manera rotunda indicaron.

Además, los abogados insisten en «que se imputara el delito de tortura a los acusados, pues existen elementos materiales probatorios que permiten dilucidar que, dos de los cinco menores, sufrieron torturas antes de ser vil y cobardemente asesinados en un estado de indefensión manifiesta».

llano verde
Comunicado de los abogados.

Sin embargo denuncian que pese a las peticiones a lo largo de la investigación «no hemos sido escuchados».

 

 

 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here