señalización en vías e infraestructura de Cañli personas con discapacidad visual
Muchos escenarios no tienen la debida señalización.

Cali tiene algunos espacios adaptados con losetas tactiles, semáforos con sonidos o paradas con escritura braille, pero andenes  deteriorados, invasión de espacio publico y falta de civismo sigue siendo la barrera para la movilidad con incusión.

Noticias Cali.

Las personas con discapacidad visual requieren de señalización, losetas táctiles, baños, rampas y pasamanos, en Cali algunos sitios deportivos, calles y escenarios de servicio como de transporte están condicionadas pero «hace falta mejorar el acceso y movilidad».

Muchos escenarios no tienen la debida señalización.

Lea también:

A las personas con ciertas discapacidades o que tengan movilidad reducida se les hace muy difícil el acceso y poder transitar en diversas partes de la ciudad.

En especial las personas con discapacidad visual o baja visión, tienen mayor dificultad, pues no todas tienen la autonomía y saben desplazarse.

Adecuaciones por norma internacional

Las vías de la ciudad deben estar adecuadas de acuerdo a las normas de accesibilidad universal con las señaléticas adecuadas.

Si se habla de infraestructura en la ciudad de Cali, los espacios deportivos fueron los primeros en ser acondicionados, esto se fortaleció en 2013 con la llegada de los Juegos Paranacionales, cuando se implementó toda la infraestructura física y señaléticas  conforme a Ley Estatutaria 1618 de ese año.

«Por medio de la cual se establecen las disposiciones para garantizar el pleno ejercicio de los derechos de las personas con discapacidad visual», señala esa norma.

Sin embargo, no se amplío ese trabajo a otras zonas y por ejemplo, los andenes se han deteriorado, lo que hace que salir sin acompañante sea muy complicado y peligroso.

Tabletas podotáctiles

Este es uno de los elementos que se ven en algunas zonas de Cali, la tableta de alerta es la que esta compuesta por puntos, 6 x 6 en cada lado, es la que indica que no hay cambios de nivel, y/o cambios de dirección.

También está la tableta de bastones en linea que sirven como guía para trasladarse de un sitio a otro.

Stiven Zúñiga es un caleño que tiene discapacidad visual y con 24 años tiene la experiencia y un excelente sentido de orientación.

Se desplaza desde Siloé donde vive, y aunque llega a su trabajo y a otros lugares, manifiesta que «los andenes ya se encuentran dañados y la invasión de espacio público es el pan de cada día».

A su vez, Julio César Marín, expresa un descontento pues dice que, «las personas deberían estar mas prestas a colaborar, muchas veces lo dejan a uno solo preguntando».

O incluso, ven una situación de riesgo y no ayudan al invidente ni le advierten.

El MIO, ‘accesible’

Con la llegada del sistema masivo MIO, mejoró más la movilidad para personas con discapacidad física y visual en el transporte público, los articulados cuentan con rampas y el sistema de lectura y escritura táctil Braille.

Estos mecanismos de accesibilidad están ubicados en las terminales grandes como Andrés Sanín, Unidad Deportiva, estación de Menga, Calipso y otras.

Aunque aún hay quejas porque entre otras cosas, muchas veces deben correr para alcanzar a subirse, y no cuentan con apoyo humano en varios espacios del sistema.

Actualmente se están haciendo las pruebas del funcionamiento mecánico para garantizar la seguridad de los usuarios, también se trabaja en la capacitación a los operadores de los buses, y el mantenimiento a los parlantes sonoros que les ayudan a escuchar las paradas durante todo el recorrido.

«Muchas veces con el ruido no se escucha el anuncio de las paradas y estaciones», se quejan desde la comunidad de personas con limitaciones visuales.

Para Juan Gabriel Soto, persona con discapacidad visual tiene en buen concepto el servicio del MIO, menciona que «los conductores son muy amables y hasta se bajan del articulado para guiarles en su trayecto».

Desde el programa de Bienestar Social

La ayuda se estimula a través de programas de apoyo como el que brinda la Secretaría de Bienestar Social, del distrito, con una inversión total de $2500 millones para este año.

Se contrata cada año la compra de bastones que les facilite el desplazamiento para todas las personas en condición de discapacidad, junto a la entrega de tarjetas MIO de manera gratuita.

Hacen diferentes jornadas de recreación que también hacen parte de sus planes de apoyo.

TuBarco acompañó el diario vivir de algunas personas en condición de discapacidad visual, y así es caminar y usar servicios de la ciudad:

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here