Noticias Cali. 

Una mujer de Cali denuncia que a su madre la ingresaron a una clínica de la ciudad por ser sospechosa de Covid-19, cuando en realidad tenía fibrosis pulmonar. Murió y no permitieron que la enterraran sino que la cremaron, pero la prueba de Covid-19 había dado negativo.

Varias personas en Cali han denunciado en los últimos días, que a sus parientes los han querido hacer pasar como fallecidos por Covid-19, sin que hayan presentado la información.

Lea también: Cali tuvo 86 casos de Covid-19 este martes, el número más alto en un solo día

Las denuncias se han hecho a través de redes sociales, y TuBarco tuvo acceso al testimonio de una familia que pasó por una situación semejante.

Se trata de los familiares de María Elena Pinzon de Ibarra, mujer de 81 años que falleció el pasado 8 de abril en la clónica Rafael Uribe Uribe de Cali. La historia, según cuenta su hija, Olga Cecilia, inició el 3 de abril cuando debió ser ingresada de urgencia a la clínica.

De acuerdo con Olga Cecilia, su madre padecía hace varios años una fibrosis pulmonar. Por esa razón tenía diversas complicaciones respiratorias que normalmente eran atendidas en la Clínica de Occidente.

Sin embargo, al llegar el 3 de abril a la Clínica Rafael Uribe Uribe, fue ingresada como un caso sospechoso de Covid-19. Esto, a pesar de que sus familiares no reportaron haber estado ni en presencia de extranjeros, ni haber salido del país en los últimos días. Y, aún más allá, teniendo en cuenta que ella tenía enfermedades pulmonares de base.

“A ella a pesar de eso, la ingresan como sospechosa de Covid-19 y le empiezan a hacer las pruebas”, dice Olga Cecilia, hija de la paciente. Así, a doña María Elena Pinzón se le aísla en la clínica, mientras llega el resultado de la prueba.

Olga Cecilia cuenta que durante esos días, el trato en la institución de salud fue menos que “inhumano”. Esto, porque no permitieron que su madre tuviera compañía en la clínica. “Y además, sabiendo que ella tenía problemas pulmonares, no le hicieron el tratamiento que siempre le hacían sino que de una vez la pasaron por sospecha de Covid-19”. 

Olga Cecilia afirma que a su madre se le debió hacer el tratamiento que siempre se le hacía por su condición. Pero en la Clínica Rafael Uribe Uribe lo que hicieron fue esperar a que salieran los resultados de Covid-19.

“A mi mamá no le hicieron ningún tipo de tratamiento, en espera del resultado de la prueba. Pero el 8 de abril se murió”, dijo Olga Cecilia.

Sin despedida

El cuerpo de Maria Elena Pinzón fue inmediatamente llevado a cremación. Esto porque en la Clínica, dicen los familiares de la mujer, no permitió retirar el cadáver. “Todo porque seguía siendo sospechosa de Covid-19”.

La familia de María Elena no pudo hacerle un funeral, no pudieron siquiera despedirla.

“Eso ha sido lo más difícil, no poder despedirme de ella”, dice Olga Cecilia, hija de María Elena.

Sin embargo, en este punto, el maltrato en la clínica y el hecho de que no se le hubiese llevado un tratamiento adecuado, hicieron que la familia de María Elena tomara otras medidas.

Olga Cecilia cuenta que en varias ocasiones pidieron que les dieran el resultado de la prueba. La clínica respondía que no había llegado. Ni siquiera dspués de la muerte les entregaron el resultado de la prueba Covid-19.

Ante esa situación, la familia decidió acudir a la Personería de Cali. Esta entidad envió un oficio a la Clínica y hacia el 16 de abril, les fue entregado el resultado a la familia.

La sorpresa que se llevó la familia de Maria Elena, es que la prueba había salido negativo. Y lo peor es que el resultado había salido el 7 de abril, justo un día antes de la muerte.

No obstante, a pesar de eso, el cuerpo de la mujer fue llevado a cremar como si se tratara de un caso de Covid-19.

“Fue muy duro. No pude ni despedir a mi mamá, no me dejaron ni verla después de que entró a la clínica. Y ella no tenía Covid-19, ella tenía una enfermedad pulmonar de base”, dijo la hija Olga Cecilia.

Las respuestas que le han dado a la familia desde la Clínica, es que ellos siguieron el protocolo ante casos sospechosos de Covid-19.

Lo que aún no saben en casa de Maria Elena, es por qué no les permitieron enterrarla y despedirla.

Sobre todo, después de que la prueba de Covid-19 que dio negativo, se conoció un día antes de su muerte.

 

 

 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here