Bochalema Cali cañaduzal
Tras el homicidio de Johana este domingo, la comunidad exige un CAI y acompañamiento permanente de la policía en Bochalema, "a las entradas por el cañaduzal" hay que ponerles atención.

Tras el homicidio de Johana este domingo, la comunidad exige un CAI y acompañamiento permanente de la policía en Bochalema, «a las entradas por el cañaduzal» hay que ponerles atención.

Noticias Cali.

«Un barrio en el que antes era rico vivir porque era calmado y ni un robo, hoy día uno sale asustado del conjunto», es la queja que llega desde Bochalema, en el sur de Cali, por los constantes hurtos, donde varias personas han sido amenazadas con armas de fuego y blanca, Johana Tarazona fue la víctima mortal que tanto temían pudiera registrarse.

Esta comunidad, en el sur de Cali enfrenta hoy día problemas de movilidad, seguridad.

Pero sin duda, este crimen cometido en su vía principal, a primeras horas del domingo, ha prendido alarmas.

«Esto es muy solitario porque pues todos son conjuntos de edificios residenciales», señala un habitante, eso también podría estar haciendo que los delincuentes aprovechen, y no solo, que sea el escapadero cuando cometene delitos entre hurtos, sicariatos y más en comunidades como Valle del Lili, Caney y otras cercanas por la Panamericana.

Huyendo por el cañaduzal

Por ejemplo, este domingo tras dispararle a Johana en el pecho para presuntamente robarle el celular y plata, los sujetos -dos en moto- se fueron en dirección al cañaduzal.

Ahí los alcanzó la policía, a uno lo abatieron en el lugar, el adolescente de 16 años dejó la moto tirada e intentó huir a pie metiendo entre las matas de caña.

La policía lo alcanzó y lo aprendió.

Una de las cosas que llamó la atención, fue que el parrillero quien habría disparado a la víctima, porque quien manejaba la moto era el menor según la policía, llevaba botas campaneras.

El presunto ladrón abatido llevaba botas campaneras.

¿Realizaría algún trabajo en estos cañaduzales para pasar desapercibido tras cometer hurtos?, materia de investigación.

Mientras, en Bochalema «los hurtos ocurren a cualquier hora».

A algunos habitantes de la zona lo han intentado herir con arma blanca, o los han abordado ladrones en carros.

Y presumen que muchos de los delincuentes se dan a la huida o por lo menos se esconden, entre esas espesas matas de caña.

La comunidad ha denunciado que están cansados de la inseguridad, es una zona en la que vive en la que viven más de 1000 familias y aún así, «la presencia policial es mínima».

Tras la velatón en homenaje a Johana este domingo en la noche, contemplan una protesta ciudadana para ser escuchados.

Johana era jurado de votación, salió temprano de su casa en Bochalema: la alcanzaron dos ladrones y resultó asesinada

 

 

 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here