Las denuncias de humareda y pavesa son de años. Foto: montaje @tubarconews/@BLUPacifico
Noticias Cali.

Se terminaron los permisos que había en zona rural de Cali y se reducen las horas de quema para otros municipios del Valle.

El director de la CVC en el Valle del Cauca informó este miércoles que “en la zona sur, área rural de Cali donde había autorización, ya no se puede quemar ni un solo centímetro de caña”, dijo Marco Antonio Suárez.

Esta es una decisión alcanzada de común acuerdo con la Asociación de la Asociación Colombiana de Productores y Proveedores de Caña de Azúcar (Procaña).

Su presidenta, Claudia Ximena Calero, calificó como histórico este acuerdo.

Desde la CVC recordaron que las decisiones “están basadas en la rigurosidad técnica

El acuerdo es recuperar la franja forestal protectora y humedales”, que en gran parte, están rodeados por siembras de caña.

Entre algunas cosas acordadas, están los horarios para poder hacer las quemas. Antes se les permitía 16 horas cada día, por tanto se estaban haciendo quemas en la mañana, medio día y noche.

  • Ahora son 12 horas, debe reducirse una hora en la mañana y tres en la noche. En todo el departamento.

“La idea es garantizar el descanso de los vallecaucanos en horas de la noche”, y es que en la noche y madrugada es cuando mas denuncias hay por el impacto de la humareda.

En el caso de Cali, las denuncias de humareda en el sur de la ciudad son una constante.

Noches enteras con humo cubriendo calles, viviendas y afectando a las familias en sus casas y apartamentos. Y la afectación también varias veces, se ha sentido en el norte de la ciudad.

Por eso, para Cali ya no se autoriza la quema de caña, advierte la CVC.

“Había una autorización de 490 hectáreas para quemar caña, esa autorización terminó. Ya no hay permiso y Cali no puede tener pavesa ni humareda” por esta actividad.

Humo y daños a la fauna

La quema de caña y otras actividades relacionadas con estas siembras, además de la pavesa y la humareda denunciada desde el año 2015 con mayor afectación en el sur de la ciudad, también impacta la fauna.

“La fauna que está en las siembras de caña no puede seguir siendo ahuyentada”, por eso, los ingenios y empresas que tengan a cargo la actividad en estas, deben “establecer procedimientos” para no afectar los animales.

En los otros municipios, había mil metros establecidos donde terminaba cada municipio para que se pudiera realizar la actividad con la caña, “ahora serán 1500 metros”.

Es decir, este acuerdo de actividades más responsables para la siembra, cosecha y quema de caña es para todo el Valle del Cauca.

La Procuraduría General le había pedido a la CVC intervenir ante el problema ambiental de la quema de caña en el Valle, “ahora estamos acatando ese llamado” dijo Suárez.

Los corteros

En el Valle del Cauca según datos de Procaña, hay unos 7000 corteros de caña activos.

“La práctica de la quema se utiliza para facilitar la viabilizar el corte”, es decir, que sea más fácil y rápido, explicó Claudia Ximena Calero, presidenta de la asociación.

“Este es un tema social” también, parte del empleo en este gremio se genera en la quema controlada.

Desde Procaña también refieren que se hace necesaria la quema para control de algunas plagas.

Ahora los acuerdos alcanzados entre CVC y esta agremiación, se trabajará en el río Cauca, humedales y otros espacios “vamos a unir esfuerzos, y hacer parte a los propietarios de predios que colindan estas franjas ambientales” en el Valle.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here