17 árboles fueron talados por proyecto que incluye la ampliación del cruce de la 50. El Dagma explica la intervención.

Noticias Cali

Los árboles de la Calle 14 a la altura de la Carrera 50 se talaron hace algunos días.

Conductores, peatones y comunidad del sector se percató de la intervención y se declararon en alerta.

View this post on Instagram

¿Qué están haciendo?

A post shared by TuBarco (@tubarco) on

Algunos colectivos de la ciudad, incluso, realizaron protestas rechazando la desaparición de los árboles.

Sin embargo, esta tala está autorizada según informó el Dagma.

¿Qué autorizaron?

La intervención hace parte de la ejecución de un proyecto de carácter habitacional que se desarrolla en el antiguo predio del colegio Cenproes.

Así lo aseguró Lina Luján, abogada del área de Gestión de Trámites Ambientales del Dagma, al indicar que la entidad la constructora solicitó todos los permisos para el aprovechamiento de 63 árboles que se encuentran dentro y fuera del predio.

De ese total de árboles, fueron 17 los que se autorizó talar, según la funcionaria, debido a que el proyecto incluye la ampliación de la vía que está sobre el cruce de la Calle 14 con Carrera 50.

«Donde está demarcada la línea para la ampliación, para ese ramal de la vía, según la licencia urbanística que se aprobó, solo se autorizó que se talaran estrictamente esos 17 árboles para cumplir con el requerimiento urbanístico», indicó.

También aseguró que los árboles no cumplían los requisitos fitosanitarios para trasladarlos a otro lugar.

«Se encontraron que estos árboles estaban bifurcados, tenían problemas en sus raíces y troncos. Tenían problemas con las líneas de energía eléctrica, entonces no cumplían con los líneamientos que tenemos para ese traslado», explicó.

Pero en compensación de esa tala, la constructora deberá sembrar nuevos árboles en las zonas aledañas al proyecto, indicó la funcionaria, como parte de los acuerdos ambientales establecidos en los permisos.

La cantidad y tipo de árboles se establecerá conforme avance el proceso de ejecución y vigilancia a las obras por parte de la autoridad ambiental.

Además, los árboles que aún están en pie deberán tener mantenimiento por parte del ejecutor de la obra, por los próximos dos años, indicó Lujan.

Algunos líderes de la zona como Adolfo Tenorio, coordinador de medio ambiente de la Comuna 10, manifestaron su descontento porque la obra no se socializó.

«Estamos enviando un derecho de petición al Dagma para que nos explique los detalles de esta intervención, que se hizo de manera repentina.

Puede leer: El GPS salvó la camioneta robada a la mamá de la Señorita Colombia

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here