Noticias Putumayo.

Durante esta semana Mocoa ha sido epicentro de diversos homenajes en memoria de las víctimas.

El municipio de Mocoa, capital de Putumayo, conmemoró esta semana los tres años de la mayor tragedia en su historia, provocada por las lluvias.

Se trata de la avalancha de varios de sus ríos y afluentes que arrasó con vastas zonas de 17 barrios y cegó la vida, en cuestión de minutos, de más de 330 personas.

Dolor en Mocoa

Pese al paso de las semanas y meses, la memoria pareciera recrear el minuto a minuto de aquella amarga madrugada para ciudadanos de Mocoa como Noé Zarzal.

“Ese primero de abril de 2017 lo cambió todo para siempre”, afirmó este trabajador informal.

Recordó que si bien la mezcla de tierra, agua y lodo se llevó su vivienda, pudo ser de los pocos que conservó a su familia intacta.

“Todos los días le agradecemos a Dios por el milagro que hizo con nosotros, francamente nunca pensé que nos salvaríamos”, expresó el residente de Mocoa.

Exigen cumplimiento

Sin embargo, su destino no lo vivieron decenas de familias quienes aparte de ver morir a sus seres queridos les tocó empezar desde cero.

“Esta es la hora en que seguimos pagando arriendo y que nos dan una solución de vivienda”, relató Mirta Chanci, una de las sobrevivientes.

Enfatizó en que los damnificados de Mocoa solo reclaman lo justo.

“No estamos mendigando nada. El Estado se comprometió a ayudarnos y deben cumplir la palabra”, indicó.

En efecto, varios de los veedores ciudadanos sostienen que en Mocoa aún están en deuda con megaobras como la nueva cárcel y plaza de mercado.

Fantasma eterno

Esta semana, en medio de la cuarentena, Putumayo recordó sus víctimas no sólo con homenajes sino de la mano de la naturaleza.

Intensos aguaceros y el desbordamiento de algunas quebradas revivieron las escenas de terror padecidas hace tres años.

Leer más: ¿Dónde están los damnificados de Mocoa, a tres años de la tragedia?

“Es como si la madre tierra nos mostrara que no debemos olvidar a los fallecidos y que tenemos que mejorar en todo sentido”, precisó uno de los líderes comunales de Mocoa.

Aunque las lluvias de esta semana no terminaron en emergencias mayores, sí es, a juicio de sus moradores, una señal para que se concluyan las obras de mitigación y no se llore otra catástrofe similar en el departamento.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here