La historia de Javier, un habitante de calle que frecuenta el norte de Cali, se conoció en redes sociales. Fundación acogió al joven para ayudarlo.

Noticias Cali

Javier. Ese es el nombre del habitante de calle que transitaba por los alrededores del Centro Comercial Chipichape y que muchos reconocían por un extraño comportamiento.

El joven, en los andenes, giraba sin parar mientras gritaba y lanzaba frases sin sentido.

La particular situación fue grabada y compartida en redes sociales y muchos pedían ayuda para que el joven saliera de esa situación.

Wilson Suáza, fundador y gestor de la Fundación Pips, que atiende el caso, le contó a TuBarco que desde hace días comenzaron a hacerle seguimiento a Javier.

“Nos dimos a la tarea de ir. Es un joven que consume bazuco y su “traba” se convierte en eso, en dar vueltas hasta que le pasara el efecto”, relató.

Este domingo, lograron el primer contacto con él. El joven, que se sabe tiene 27 años, dijo que estaba interesado en rehabilitarse pero que aún no era el momento.

Sin embargo, hace algunas horas Javier accedió a ingresar a un proceso de desintoxicación y rehabilitación.

“Logramos convencerlo y ya está en la fundación. Allí tendrá todo: albergue, rehabilitación y acompañamiento. Esperamos que pueda permanecer unos seis meses y después, que comience a tomar decisiones sobre el rumbo para su vida”, explicó Suaza a TuBarco.

La apariencia de Javier ya es otra, como lo muestran estas fotografías compartidas por la fundación.

Como Javier, se estima que hay al menos  5.723 personas en situación de y en calle en Cali, inscritos hasta el año pasado en el Sistema de Atención Integral al Habitante de Calle).

La cifra de habitantes de calle puede ser mayor, si se tiene en cuenta que muchos no están censados y que otras organizaciones sin ánimo de lucro ayudan a estas personas.

Puede leer: Plaza de Cayzedo en Cali, sacaron 700 kilos de basura

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here