Después de 25 años recuperaron restos de tres personas desaparecidas por conflicto armado

Los restos óseos recuperados fueron entregadas al Instituto Nacional de Medicina Legal y Ciencias Forenses para su identificación.

Noticias Putumayo

Restos óseos que corresponderían a personas desaparecidas entre 1996 y 1997 fueron exhumados por la Unidad de Búsqueda de Personas dadas por Desaparecidas en un cementerio de Orito, Putumayo.

De acuerdo con la investigación de la Unidad de Búsqueda, los tres cuerpos corresponderían a víctimas del conflicto armado.

Indicaron que uno de los cuerpos recuperados sería el de Mario*, un reconocido jornalero de la zona, quien acostumbraba a alejarse por temporadas de su casa para trabajar en actividades agrícolas.

Asesinado en 1996

Sin embargo, en uno de esos viajes, en enero de 1996, fue asesinado y su cuerpo habría sido sepultado en un cementerio comunitario de Orito.

“Desde 1996 dejamos de tener información de él hasta el 2007, cuando me di a la tarea de  averiguar por mis propios medios, pero me cerraron las puertas hasta que me encontré con una persona que me entregó información y por ese lado yo seguí averiguando”, expresó Juan*, hijo de Mario.


La información recolectada llevó a Juan a identificar el lugar donde presuntamente habría sido inhumado el cuerpo de su padre. Desde ese momento, cada que su trabajo en la zona se lo permitía, visitaba el lugar para limpiarlo de maleza.

“Con mi mamá nunca nos faltó nada. Soy el único hijo de él y mi abuelo siempre me insistió en el amor por la familia. Cada que yo necesitaba tomar una decisión, hacer un negocio, venía a consultarle porque siempre lo he llevado y lo llevaré en mi mente. Él se murió físicamente, pero siempre me ha acompañado, gracias a Dios”, agregó Juan.

Identificaron a Miguel

Durante la acción humanitaria también se recuperó otro cuerpo que podría corresponder al de Miguel*, un menor de edad asesinado en una masacre en 1997.

«Las cosas pasaron un 7 de diciembre, pero unas personas que reconocieron a mi hermano no le informaron a mi papá sino hasta el 14. Ellos lo sacaron de esa fosa común para no dejarlo ahí tirado con las otras personas y lo trajeron a este cementerio», indicó.

Por cosas de seguridad, «y porque la salud de mi papá empeoró tras recibir esa noticia, decidimos dejar el tema ahí, pero ya para el 2004, me puse a averiguar y la cosa no avanzó mucho hasta que me llamaron ustedes”, comentó Luis*, hermano de Miguel.

Adicionalmente, en la misión humanitaria el equipo forense de la Unidad de Búsqueda logró ubicar y exhumar un tercer cuerpo.

Según sus características, estos restos podrían corresponder al de otra persona desaparecida en el contexto del conflicto armado en esa época.

Los restos recuperados fueron entregados al Instituto Nacional de Medicina Legal y para su identificación.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here