Imagen de referencia. @hobbyconsolas.

El espeluznante relato del adolescente que escondió el cuerpo de sus padres y el de su hermano por tres días.

Noticias Internacionales.

Un adolescente de 15 años de edad fue enviado a un centro de reclusión para menores luego de presuntamente acabar con la vida de sus padres y la de su hermano de apenas 10 años, todo porque le iban a quitar la consola de PlayStation.

El menor les disparó con una escopeta a sus familiares tras una discusión por arrebatarle la consola de videojuegos por haber perdido varias asignaturas en la escuela.

Luego de cometer el crimen, el adolescente escondió los cuerpos sin vida de sus seres queridos y siguió jugando con la consola.

Vea: Gamer se disfrazó de adulto mayor para ser vacunado, lo descubrieron

El frío testimonio

Este hecho que ha causado consternación en Elche, España, ocurrió el martes 8 de febrero. Los cuerpo fueron descubiertos el día 11, tres días después luego de que un familiar alertara a las autoridades.

De acuerdo a medios locales, el adolescente aseguró que discutió con su madre por las malas calificaciones y ella le advirtió que por su bajo rendimiento escolar le quitaría la consola de Play Station.

Su progenitora prometió devolvérsela hasta que sus calificaciones mejorara.

Lea: A Pasto le rinde en el play: suma seis puntos en dos fechas de la eLiga

«Me dijo que era un vago, que ya estaba bien y que me iba a quitar la consola. Subí a mi habitación, me puse a pensar y cogí la escopeta», expresó el menor a las autoridades.

El adolescente se llenó de ira y fue en búsqueda del arma de fuego que tenía su padre en casa para actividades de caza. La escopeta estaba guardada pero el menor sabía donde estaba la llave.

Primero le quitó la vida de un disparo a su madre que estaba en la cocina. Uno de los proyectiles entró por la espalda y el otro se alojó en su cabeza.

Su hermano se percató de la agresión e intentó huir, sin emabrgo, el adolescente le disparó también dejándolo tendido en el suelo.

«Mi hermano intentó escapar, pero salí detrás de él y lo cacé antes», relató el menor.

Su padre no se hallaba en la vivienda así que decidió esperar a que llegara para asesinarlo: «Esperé a mi padre cuatro o cinco horas y le disparé al llegar”, contó con frialdad».

Luego de quitarle la vida a sus padres, decidió esconder sus cuerpos en el sótano. La excusa para que nadie llegara y sospechara de algo, era que supuestamente él tenía el virus del Covid y por eso no podía ver a nadie.

«Me quedé sin saber qué hacer y decidí llevar los cuerpos al cobertizo», reveló.

Los tres cuerpos permanecieron ocultos durante tres días.

Finalmente pasados esos días, una tía del menor arribó hasta la casa a preguntar por su hermana. Cuando llegó, el menor confesó lo que había hecho.

Fue ella quien dio aviso a las autoridades.

Tras confesar el triple homicidio, el menor fue trasladado hasta un centro de reclusión.

La Fiscalía española al entevistar al joven notó «el nivel de desapego hacia las víctimas».

Ahora, elñ adolescente podría pagar entre cinco y diez años por este terrible episodio que enluta a toda una familia.

Foto de portada: @hobbyconsolas

Le puede intreresar: 

Pagaron 500 euros por una Play Station 5 y en vez de la consola les llegó una freidora, bolsas de arroz y hasta comida para perros

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here