Noticias Internacionales.

El mandatario tomó la drástica decisión para que su pueblo acate la orden de aislamiento preventivo.

Rodrigo Duterte, presidente de Filipinas, país ubicado al sur de Asia, ha declarado que toda persona qwue desacate la orden de cuarentena en su nación, correrá el riesgo de morir.

El mandatario le dio la orden a la Policía y al Ejército filipino de “disparar a matar a quienes violen la medida de aislamiento preventivo”.

“No dudo. Si hay problemas o surge una situación en que la gente pelea y sus vidas están en peligro, disparen a matar. Muerto, a cambio de causar problemas, te enviaré a la tumba”, advirtió Duterte a través del siguiente video publicado por la agencia Reuters.

Organizaciones en defensa de los Derechos Humanos han criticado la postura del líder filipino en la crisis por el covid-19 en su país.

Sus polémicas declaraciones se dieron el mismo día en el que al menos unas veinte personas protestaran en la barriada de San Roque de Manila, exigiendo ayuda del gobierno para afrontar la crisis del coronavirus.

Los habitantes al igual que en muchos países del mundo, se encuentran confinadosen sus casa y no pueden salir a trabajar. Muchos de ellos aseguran que las ayudas del gobierno no han llegado a sus lugares de domicilio.

El Congreso de Filipinas le dio potestad a Duterte de repartir 4.000 millones de dólares, entre las 18 millones de familias más pobres el país.

“Solo espere la entrega incluso si se retrasa, llegará y no pasará hambre. No morirá de hambre”, le aseguró el madatario a su pueblo.

Foto de portada: @JuanCarlosBac20

Le puede interesar: Ecuador asusta a la región, muertos en las calles y el Covid-19 sin control

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here