De la discusión de palabras el empresario pasó a los puños, el veterinario sacó un arma de su pantalón y le disparó a quema ropa nueve veces.
Noticias Internacionales.

El vídeo del ataque se ha viralizado en últimas horas en varios grupos de WhatsApp, señalando que ocurrió en Barranquilla y otras ciudades de la Costa Caribe, pero ocurrió en Brasil hace dos semanas.

Un caso conmocionó a la ciudad de San Luis (São Luís), Maranhão, en Brasil, luego del homicidio de un empresario en una veterinaria en un hecho de intolerancia, el reclamo por la atención a un gato y su costo, terminó con 9 tiros que el médico veterinario de turno le propinó.

Ocurrió el pasado 9 de septiembre.

El vídeo del ataque se ha viralizado en últimas horas en varios grupos de WhatsApp, señalando que ocurrió en Barranquilla y otras ciudades de la Costa Caribe.

Sin embargo, TuBarco encontró que el caso ocurrió en Brasil.

Daniel Leite es el veterinario que se encuentra preso por este crimen.

Según la policía brasileña, llevaba cinco años trabajando en el lugar y tenía registro de tres denuncias anteriores, por intolerancia y agresiones.

Una cámara de seguridad de la clínica veterinaria Prontoclínica en esa ciudad del nordeste brasileño, registró el homicidio.

El homicidio ocurrió en la una clínica veterinaria en San Luis en el barrio Monte Castelo.

El empresario Eduardo Viégas llegó con su pareja para recoger a su gato, en la recepción se ve a cuatro personas a las 7:40 de la noche, empieza una discusión entre el médico veterinario de turno y Viégas.

Un reclamo que terminó en muerte

Según la Policía de esa ciudad, la discusión fue por el precio del servicio. Al empresario le pareció exagerado y reclamó.

Momento que discuten el empresario y el médico veterinario.

De la discusión de palabras el empresario pasó a los puños.

Alcanzó a asestarle dos al trabajador del lugar y este se retiró, se volteó y sacó un arma de su pantalón. Sin pensarlo, le propinó varios disparos al otro hombre.

Fueron nueve balas en total las percutidas, varias de ellas en la cabeza reveló la policía.

El abogado del veterinario había alegado que su representado había actuado así en defensa propia. Sin embargo, el vídeo de la cámara en el lugar, reveló otra cosa.

La pareja de la víctima del homicidio le dijo a las autoridades, que su novio estaba inconforme con el servicio, que pidió una nota detallada de lo que le habían hecho al gato y cada costo y que el veterinario se negó a entregarla.

El empresario amenazó con denunciar y llamar a la policía y los ánimas se caldearon, Viégas sacó el celular para grabar, el médico le reclamó y vino la tragedia. 

Fotos: Tv Mirante Maranhão

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here