Madre que regaló dulces y chicles a la tripulación.

Muchas madres se han sentido identificadas con lo hecho por la turista.

Noticias Internacionales.

Una mujer decidió entregarles una bolsita con dulces, chicles y tapones oídos a los pasajeros de un vuelo con destino a Corea del Sur procedente de los Estados Unidos.

La madre recurrió a esta idea para que la tripulación hiciera uso de las gomitas en caso dado su bebé de apenas 4 meses de nacido, llorara o gritara en pleno vuelo.

Vea: Mujeres ebrias le dañaron el vuelo a otros pasajeros; subieron al avión varias cervezas y casi terminan a ‘botellazos’ en México
Madre con bebé en brazos.

La precaución la tomó la madre ya que en la aeronave iban cerca de 200 pasajeros y además la duración del vuelo sería por cerca de 10 horas.

Aparte de los comestibles, la bolsa térmica contenía un papel con un mensaje para la tripulación:

 

Pasajeros del vuelo con destino a Corea del Sur.

«Hola, soy Jun Woo. Tengo 4 meses y hoy viajo a Estados Unidos con mi mamá y mi abuela, estoy un poco nervioso y asustado, este es el primer vuelo en mi vida», dice el primer párrafo.

Y añadió: «Es normal que llore o cause alguna perturbación. Trataré de mantener la calma, pero no puedo prometerte. Por favor, úsalo si mi voz se pone demasiado fuerte».

«Disfruta de tu viaje. Gracias», fue el escrito que la madre depositó encada uno de los estuches que repartió en el avión», concluye en su escrito.

La cuenta ‘This is Colombia’ compartió este momento en sus redes sociales.

Usuarios de redes sociales han compartido esta historia a modo de ejemplo de lo que viven a diario en lo que concierne a la cotidianidad y la responsabilidad que amerita cuidar de un bebé.

«Qué buen gesto de la madre para con los usuarios del servicio», «Ojalá todas las madres pensaran en los pasajeros como esta mujer, hay niños que arman berrinche y no saben cómo calmarlos y uno es el que sufre», dicen algunos.

Otros opinan que por este tipo de circunstancias no se debería pedir disculpas: «Para mi no deben pedir disculpas. Quienes se deben adaptar son los adultos. El mundo definitivamente es de los niños, hasta Jesús lo dijo», «Hasta donde debemos llegar para lograr un poquito de empatía», «Absurdo pedir perdón por algo en lo que no se tiene la culpa. El llamado es a que las personas sean tolerantes ante algo tan natural como el llanto de un bebé. El reproche de algunos porque un bebé llora, es absurdo», comentan algunos usuarios de redes.

Foto de portada: Captura de pantalla

Le puede interesar:

Por molestoso pasajero en aparente estado de ebriedad, avión con destino a Miami tuvo que devolverse para Barranquilla

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here