Noticias Internacionales.

Quedó entre los cinco mejores de su pelotón, entre otras cosas, por su puntería.

Cuando se conoció que debía irse a su país, Corea del Sur, los fans del Tottenham y en especial de Heung-min Son pedían que el club interviniera, incluso que Londres no le permitiera salir pero el jugador debía cumplir con el servicio militar que es obligatorio.

Sin embargo, su servicio se redujo de dos años a un par de semanas.

Tottenham
Son, delantero del Tottenham, prestó servicio militar en tres semanas con duras pruebas.

El pasado 20 de abril se unió al 91 batallón de la novena brigada del cuerpo de Marines, estacionado en la isla de Jeju, al sur de la península y ya terminó.

Heung-min Son, exonerado

El jugador quedó exento de estar los dos años en el servicio militar surcoreano, gracias a la medalla de oro ganada con la selección de Corea del Sur en los Juegos Asiáticos de 2018 en Indonesia.

Para entonces, la historia de Son Heung-min se viralizó en el mundo porque terminados esos juegos debía irse, poniendo en riesgo su carrera, a prestar el servicio.

Lea:

“Caloto está de fiesta”: Dávinson Sánchez a la final de la Champions League

 

Sin embargo, su gobierno cedió y le permitió seguir en el Totteham, el acuerdo era que en 2019 debía unirse por un determinado tiempo. Y así se cumplió.

Tuvo tres semanas de entrenamiento de base y unas 500 horas de trabajos de interés general.

El extremo del Tottenham Hotspur de la Premier League de Inglaterra, que a los 16 años ya brillaba en el fútbol internacional, se ha convertido en una referencia del fútbol en su país y Asia.

Entre las pruebas que tuvo que hacer el jugador del Tottenham de Jose Mourhino, estuvieron la exposición a gases lacrimógenos, trabajos con armas químicas, radiológicas y nucleares.

El delantero del Tottenham finalizó el servicio militar obligatorio en Corea del Sur con honores, y recibió una condecoración por su puntería: el premio ‘Pilsung’. 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here