Comisión Europea
Noticias Internacionales.

Desde Europa han querido bajarle el tono al gesto calificado como ‘machista’ por parte de Erdogan e incluso, critican al presidente del Consejo Europeo que se sentó con el líder turco sin ‘solidarizarse’ con su colega, relegada en un sillón.

A diferencia de otras reuniones con líderes y presidentes, todos hombres y sentados en sillas, en Turquía se vivió un episodio que para muchos es «un claro acto machista» en un país que acaba de abandonar el Convenio de Estambul contra la violencia de género, a la presidenta de la Comisión Europea la dejaron sentada distante de Recep Tayip Erdogan y en un sofá.

La escena fue: entraron al salón de gobierno de Estambul, Erdogan, Charles Michel; presidente del Consejo Europeo y Úrsula Von Der Leyen, presidenta de la Comisión Europea.

El ingreso al salón de gobierno en Estambul.

Los tres se dirigieron hacía las sillas, pero solo había dos; para Michel y el líder turco.

«Ehm», atinó a decir Der Leyen, frente a su colega y al presidente de Turquía. Mientras, ellos ya estaban sentados.

En esas condiciones, que para muchos fue un mensaje de Erdogan a Europa, se quedó Der Leyen en la reunión, su oficina ha respondido que ha preferido quedarse para recordarle al presidente turco los problemas que hay y que deben contar con su apoyo para resolverlos.

Aceptó verse sorprendido por el gesto.

Sin embargo, asumió la situación «porque pensó que era más importante el contenido de la reunión, las cuestiones de fondo, que el contenido».

La última reunión que se había con Erdogan y los presidente del Consejo y la Comisión Europea.

Si bien a la representante europea le han llovido críticas porque quedarse o por lo menos no sentar una voz de protesta en el momento, más duros han sido los señalamientos contra su colega, Charles Michael.

El protocolo turco sentó en otro sofá a un ministro de ese país, «para tratar de bajarle la tensión» a la posición en la que puso a Leyen.

La visita tenía como objeto intentar restaurar la confianza entre Bruselas y Ankara, y se cumplió lo agendado pero de acuerdos, poco.

Ahora este nuevo incidente con aire machista que toca a Europa, podría haber más tropiezos.

Aunque su despacho ha preferido desde Bruselas tratar de pasar por alto el incidente, tanto, que en el resumen oficial, han borrado el pedazo más bochornosa de la reunión.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here